Ex informante del FBI acusado de mentir sobre Biden tenía contactos de inteligencia rusa, dicen los fiscales

0
26

(AP) — Un exinformante del FBI acusado de inventar un plan de soborno multimillonario que involucraba al presidente Joe Biden, su hijo Hunter y una compañía energética ucraniana tuvo contactos con funcionarios rusos afiliados a la inteligencia, dijeron los fiscales el martes.

Los fiscales revelaron el presunto contacto cuando instaron a un juez de Las Vegas a mantener a Alexander Smirnov tras las rejas mientras espera el juicio. Pero el juez estadounidense Daniel Albregts permitió que Smirnov fuera puesto en libertad gracias a un seguimiento electrónico por GPS.

Se le acusa de decirle falsamente a su interlocutor en el FBI que los ejecutivos de la compañía energética ucraniana Burisma pagaron a Hunter y Joe Biden 5 millones de dólares cada uno alrededor de 2015, una afirmación que se volvió central en la investigación de juicio político republicano en el Congreso.

Smirnov, de 43 años, ocultó su rostro y no habló con los periodistas el martes por la noche cuando salió del tribunal con sus abogados y su novia a su lado. Llevaba un monitor GPS en el tobillo izquierdo y se había puesto ropa de calle y se había quitado el uniforme amarillo de cárcel que había usado en el tribunal.

El abogado defensor David Chesnoff dijo que espera defender a Smirnov en el juicio.

Según los fiscales, Smirnov admitió en una entrevista después de su arresto la semana pasada que “funcionarios asociados con la inteligencia rusa estuvieron involucrados en difundir una historia” sobre Hunter Biden. Dijeron que los contactos de Smirnov con funcionarios rusos fueron recientes y extensos, y dijeron que Smirnov había planeado reunirse con un funcionario durante un próximo viaje al extranjero.

La Casa Blanca no hizo comentarios de inmediato el martes.

Los fiscales dijeron que Smirnov, que tiene doble ciudadanía estadounidense-israelí, informó falsamente al FBI en junio de 2020 que ejecutivos asociados con Burisma pagaron millones de dólares a Hunter y Joe Biden en 2015 o 2016.

Pero Smirnov solo tuvo tratos comerciales de rutina con la compañía a partir de 2017 e hizo las acusaciones de soborno después de que “expresó parcialidad” contra Joe Biden mientras era candidato presidencial, según los fiscales.

Se le acusa de hacer una declaración falsa y crear un registro falso y ficticio. Los cargos fueron presentados en Los Ángeles, donde vivió durante 16 años antes de mudarse a Las Vegas hace dos años.

Las afirmaciones de Smirnov han jugado un papel importante en el esfuerzo republicano en el Congreso para investigar al presidente y su familia, y ayudaron a desencadenar lo que ahora es una investigación de juicio político de la Cámara contra Biden. Los demócratas pidieron el fin de la investigación después de que se resolviera la acusación de Smirnov la semana pasada, mientras que los republicanos distanciaron la investigación de sus afirmaciones y dijeron que continuarían “siguiendo los hechos”.

Se espera que Hunter Biden presente una declaración la próxima semana.

Las acusaciones de Burisma se convirtieron en un punto álgido en el Congreso cuando los republicanos que investigaban al presidente Biden y su familia exigieron que el FBI publicara el formulario no redactado que documentaba las acusaciones. Reconocieron que no podían confirmar si las acusaciones eran ciertas.