Advertisement

(AP) — Varias obras de arte creadas por inmigrantes adolescentes que estuvieron recluidos en carpas —ya desmanteladas — en el oeste de Texas, ilustran sus anhelos de libertad y un lugar mejor, dijo uno de los curadores.

El tema fundamental de la muestra “Uncaged Art” (arte sin jaulas) es el ave quetzal y su colorido plumaje, según The Dallas Morning News. David Romo, un historiador de El Paso que coorganizó la muestra, dijo que las aves, admiradas por los pueblos azteca y maya, simbolizan un “anhelo de libertad”.

Advertisemen

La muestra artística de cuadros pintados por jóvenes que estuvieron detenidos en las carpas de la ciudad de Tornillo es exhibida en el Museo Centenario en la Universidad de Texas en El Paso, donde continuará hasta el otoño.

“Escuchamos de un maestro al interior de Tornillo que uno de los adolescentes le dijo que el ‘quetzal no puede ser enjaulado porque moriría de tristeza’”, declaró Romo, quien dirigió el recorrido por la exposición.

La muestra de arte fue instalada dentro de una carpa de plástico, rodeada por una cerca de alambre para causar entre los visitantes la sensación de vivir en el centro de Tornillo.

“Literalmente ustedes están dentro de una tienda”, dijo. “Incluso hay literas. Estamos trabajando para poner un poco de moqueta verde. Estamos intentando recrear la idea del confinamiento y la oscuridad, que era como ellos vivían”.

Entre junio a enero, Tornillo llegó a tener a 3.000 jóvenes de entre 13 y 17 años, como parte de la política de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump. La instalación fue cerrada a finales de enero.

El gobierno anunció recientemente que abrirá otras dos ciudades carpa en Texas para albergar hasta 1.000 inmigrantes.

Funcionarios del gobierno aseguran que las ciudades carpa son necesarias para albergar a un importante número de migrantes, principalmente centroamericanos, debido a que ya se ha rebasado la capacidad de las autoridades federales tanto de Estados Unidos como de México.

“La crisis humanitaria y de seguridad limítrofe en nuestra frontera suroccidental ha llevado al límite nuestros recursos e instalaciones de procesamiento”, dijo John P. Sanders, el alto funcionario que se desempeña actualmente como comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés). “Estas instalaciones temporales apoyarán nuestros esfuerzos para procesar, atender y transferir a un número sin precedente de familias y menores no acompañados que cruzan a diario la frontera de manera ilegal”.