Fábrica reanuda producción de fórmula para bebé

0
62
ARCHIVO - Fórmula de Similac para bebé, importada de Puerto Rico, está a la venta en una tienda de comestibles Stew Leoanrd's en Yonkers, Nueva York, el 10 de junio de 2022. (AP Foto/Ted Shaffrey)

La producción de fórmula para bebé se ha reanudado en la fábrica de Abbott Nutrition en Michigan cuyo cierre en febrero por contaminación contribuyó a una escasez a nivel nacional, informó un portavoz de la compañía.

Debido a los daños causados por tormentas severas, incluyendo inundaciones, la planta en Sturgis suspendió su funcionamiento a mediado de junio, apenas dos semanas después que reanudara la producción con protocolos adicionales de desinfección y seguridad.

La producción de EleCare, una fórmula especial para bebés con alergias alimentarias severas y problemas digestivos, reanudó en Sturgis después del reinicio del 1 de julio, dijo el vocero de Abbott, John Koval.

“Estamos trabajando para reanudar la producción de Similac lo más pronto posible. Daremos más información cuando la tengamos”, indicó el portavoz vía email.

En febrero, Abbott retiró del mercado varias de sus principales marcas de fórmulas infantiles, incluida Similac. La medida disminuyó el suministro ya afectado por trastornos en las cadenas de abastecimiento y acumulación de existencias durante los confinamientos a causa de la pandemia de COVID-19.

Los más afectados por la escasez fueron los bebés que debido a alergias, problemas digestivos y desórdenes metabólicos dependen de fórmulas especiales.

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden ha reducido desde entonces las restricciones a las importaciones del producto de fabricantes extranjeros, trasladó a Estados Unidos en aviones fórmulas lácteas de Europa e invocó las normativas de emergencia federal para dar prioridad a producirlas en territorio estadounidense.

Abbott es una de las cuatro compañías que producen alrededor de 90% de las fórmulas para bebé en Estados Unidos. Koval declinó precisar la cantidad de fórmula para bebé producida en la planta de Sturgis para el abasto en Estados Unidos.

La planta fue cerrada en febrero después que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) comenzó a investigar cuatro infecciones bacterianas entre infantes que habían consumido fórmula en polvo elaborada en la planta. Dos de los bebés murieron.