FBI mata a tiros a un hombre de Utah que amenazó a Biden

0
118
Oficiales del FBI investigan la escena donde hubo un tiroteo en Provo, Utah, el 9 de agosto de 2023. Agentes del FBI mataron a tiros a un hombre de Utah acusado de proferir amenazas contra el presidente Joe Biden horas antes de que el mandatario visitara el estado más tarde el miércoles, informaron las autoridades. (Laura Seitz/The Deseret News via AP)

(AP) — Un hombre de Utah que había sido acusado de proferir amenazas contra el presidente Joe Biden murió el miércoles tras ser baleado por agentes del FBI, horas antes de que el mandatario visitara el estado, informaron las autoridades.

Agentes especiales trataban de ejecutar una orden judicial en la casa de Craig Deleeuw Robertson en Provo, al sur de Salt Lake City, cuando se registraron los disparos alrededor de las 6:15 de la mañana, informó el FBI en un comunicado.

Robertson estaba armado al momento del incidente, de acuerdo con dos fuentes policiales que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato para poder discutir detalles de una investigación en curso.

Robertson publicó en internet el lunes que se había enterado de que Biden iba a visitar Utah y que estaba planeando sacar su ropa camuflada y “limpiar el polvo del rifle de francotirador m24”, un mensaje que se sumó a otras amenazas gráficas en contra de varias figuras públicas publicadas a lo largo de varios meses, según documentos presentados ante la corte.

Robertson se describía a sí mismo como un “MAGA Trumper”, una referencia al lema “Make America Great Again” del expresidente Donald Trump, y también publicó amenazas en contra de altos funcionarios que supervisan los procesos penales en contra del exmandatario.

Sus vecinos describieron a Robertson como un anciano endeble — según su perfil en internet tenía 74 años — que caminaba con la ayuda de un bastón. Aunque portaba armas con regularidad, dijeron que no parecía una amenaza.

“No hay forma de que condujera desde aquí hasta Salt Lake City, instalara un rifle y le disparara al presidente, 100% impensable”, dijo su vecino Andrew Maunder afuera de la iglesia ubicada frente a la casa de Robertson.

El ataque se produce mientras los republicanos, que tradicionalmente se han denominado a sí mismos como el partido de la ley y el orden, han intensificado sus ataques contra las agencias policiales, y en especial contra el FBI. Trump ha arremetido incesantemente contra la agencia, a pesar de que la encabeza una persona que él mismo designó, Christopher Wray. El propio Wray ha advertido de los peligros del tipo de discurso actual.

Algunos funcionarios han expresado preocupación mientras el expresidente intensifica sus ataques contra el FBI, el secretario de Justicia, Merrick Garland, y los fiscales federales y locales que han presentado tres casos penales distintos en su contra en los últimos meses.

Biden voló el miércoles a Utah para una visita a un hospital para veteranos en Salt Lake City programada para el jueves. También tiene planeado un evento de recaudación de fondos para su campaña de reelección. Un funcionario de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato dijo que Biden fue informado después de que culminó el operativo.

Las publicaciones de Robertson indicaban que tenía un rifle de francotirador de largo alcance y varias armas más, así como ropa de camuflaje conocida como “traje emboscado” o “traje ghillie”, dijeron investigadores en documentos judiciales. Robertson fue acusado el martes de tres delitos graves, entre ellos hacer amenazas contra el presidente y contra los agentes del FBI que lo investigaban, según consta en documentos judiciales.

Robertson también hizo referencia a un “asesinato presidencial” e hizo otras amenazas por internet en contra del fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg; Garland, y la procuradora general de Nueva York, Letitia James.

“Es el momento adecuado para un asesinato presidencial o dos. Primero Joe, luego Kamala”, escribió Robertson en Facebook en septiembre de 2022, una publicación que fue incluida en los documentos. De momento no había un abogado de Robertson señalado en los documentos judiciales y no se pudo contactar a familiares de Robertson.

La investigación del FBI comenzó después de que la plataforma de redes sociales de Trump, Truth Social, informó a la agencia en marzo pasado sobre una amenaza en contra de Bragg, luego de que Robertson publicó sobre “esperar en el estacionamiento de la corte” con un arma con silenciador y querer “ponerle un lindo agujero en la frente”. Su cuenta en la plataforma fue suspendida después.

De momento no se dieron a conocer más detalles sobre el incidente en Provo, el cual está bajo revisión del FBI.