Advertisement

En una jornada histórica, que vio compartir cancha a Roger Federer y Serena Williams, el festejo final fue para el equipo suizo, que se llevó la serie y sigue invicto en la Copa Hopman.

Primero, Federer venció fácil a Frances Tiafoe por 6-4 y 6-1, extendiendo su debut arrollador ante Cameron Norrie, 48 horas atrás, con parciales de 6-1 y 6-1. Buen síntoma camino a la defensa en Australia…

Advertisemen

Luego, Serena equilibró las cosas ante Belinda Bencic, jugadora que la había vencido tiempo atrás, después de batallar desde atrás y acabar venciendo por 4-6, 6-4 y 6-3.

Llegó entonces el momento del dobles decisivo: de un lado Roger, del otro Serena, acaso los mejores de la historia en cada circuito, por primera (y seguramente única) vez coincidiendo en cancha a nivel competitivo.

Y fue festejo del helvético, que en dupla con Bencic se impuso por 4-2 y 4-3 (3), para dar otro paso en la tradicional exhibición que los tiene además como campeones defensores.