Flamengo-Paranaense, otra final brasileña en la Libertadores

0
59
El delantero Gabriel Barbosa del Flamengo de Brasil llega al hotel del equipo en la antesala de la final de la Copa Libertadores en Guayaquil, Ecuador, el miércoles 26 de octubre de 2022. Flamengo jugará contra el también brasileño Athletico Paranaense. (AP Foto/Dolores Ochoa)

En sus 62 años de historia, la Copa Libertadores de América ha estado marcada por un acento rioplatense.

Argentina lidera el palmarés con 25 títulos, incluyendo a los máximos ganadores, Independiente de Avellaneda y Boca Juniors, con siete y seis títulos, respectivamente. Peñarol de Uruguay, vencedor en las primeras dos ediciones (1960 y 1961) completa el podio con cinco coronas.

Sin embargo, la supremacía en el máximo torneo de clubes en la región ha cambiado y ahora es dominado por Brasil.

Flamengo y Athletico Paranaense disputarán el sábado en el estadio Monumental de Guayaquil, en Ecuador, la final del presente certamen, que será la tercera consecutiva entre dos equipos del gigante sudamericano.

El Mengao, que se coronó en 2019 ante River Plate y disputará su tercera final en cuatro años, viene de caer en 2021 ante el bicampeón Palmeiras, que a su vez superó a Santos en 2020. Por su parte, el Huracán, que busca su primera Libertadores, obtuvo la Copa Sudamericana por segunda ocasión en el curso anterior.

EXPERIENCIA EN LOS BANQUILLOS

Flamengo va por su tercer título de la Libertadores y, según varias encuestas, es el club más popular de Brasil, mientras Athletico Paranaense, debutante en esta instancia, cuenta con el aval de haber dejado en el camino al favorito Palmeiras en una vibrante llave de semifinales.

Un elemento común entre ambos equipos es que tienen técnicos de experiencia que llegaron al rescate a mediados este año y lograron reconducir el rumbo.

Para Luiz Felipe Scolari, timonel del cuadro de Curitiba, esta será su cuarta final continental y ha ganado en dos ocasiones: con Gremio en 1995 y con Palmeiras en 1999.

En la que podría ser la última final en sus 40 años de carrera como entrenador, Felipao intentará poner el broche de oro a una trayectoria en la que ostenta la Copa del Mundo con Brasil en 2002, aunque también se recuerda la final perdida con Portugal ante Grecia en la Eurocopa 2004 y, sobre todo, el revés 7-1 ante Alemania con la Canarinha en Brasil 2014.

“Si ganamos la Copa Libertadores, será el pináculo de una carrera por la que he trabajado mucho. Nunca esperé tanto, ganar todo lo que he ganado”, dijo el técnico de 73 años a The Associated Press en una entrevista en Sao Paulo a inicios de mes.

Enfrente estará Dorival Júnior, estratega de los cariocas, que viene de ganar recientemente la Copa de Brasil ante Corinthians y suma ocho campeonatos estatales en 20 años de recorrido en su país, además de la Recopa Sudamericana con Internacional en 2011.

Luego de superar un cáncer de próstata, el técnico de 60 años disfruta un presente exitoso en apenas cuatro meses a cargo de Flamengo.

“Estos días son una secuencia natural de lo que se ha preparado desde que llegamos y comenzamos a caminar hacia esta final. Ganamos acondicionamiento, preparación adecuada y recuperamos la confianza”, dijo Dorival Júnior en una rueda de prensa.