Advertisement

La costa sureste de EEUU sigue sufriendo los embates de la tormenta tropical Florence, que ya ha dejado al menos 13 muertos, según reportó Euronews.

En las últimas horas las autoridades rescataron a decenas de personas que quedaron atrapadas por el agua que dejó el fenómeno meteorológica en Las Carolinas.

Advertisemen

Las fuertes lluvias causaron el desborde ríos y lagos, a pesar de que el huracán se degradó en depresión tropical la madrugada del domingo.

Sin embargo los expertos alertaron que la capacidad de destrucción de Florence aún es importante. En este sentido pronosticaron precipitaciones intensas en el área que ya ha sido golpeada con vientos e inundaciones.

“Esta es todavía una tormenta catastrófica, con amenazas para la vida”, dijo Zack Taylor, meteorólogo del Centro de Predicciones Climáticas, en declaraciones recogidas por Reuters.

“Ya ha dejado de 20 a 30 pulgadas de lluvia en sectores de las Carolinas y hay más por venir. En muchos de los ríos veremos inundaciones prolongadas, algunas que llegarán a su punto más alto en pocos días”, añadió.

Las autoridades recomendaron permanecer en lugares altos y más de 26 mil personas fueron alojadas en refugios temporales.

Asimismo cerca de 50 personas atrapadas fueron rescatadas con helicópteros en Carolina del Norte.

Las carreteras estaban cortadas y las autoridades advirtieron la posibilidad de deslaves, tornados e inundaciones repentinas, así como de peligro en los puentes debido a la crecida de los ríos.