Florida intenta evitar ruptura “catastrófica” de estanque

0
34
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, habla durante una conferencia de prensa el domingo 4 de abril de 2021 en la Oficina de Manejo de Emergencias del condado Manatee, en Palmetto, Florida. (AP Foto/Chris O'Meara)

(AP) — Equipos de emergencia de Florida trabajan para evitar la ruptura de un gran estanque de aguas residuales en la zona de Tampa Bay, evacuando el área con el fin de prevenir una “inundación catastrófica”, informó el gobernador del estado, Ron DeSantis, el domingo.

Funcionarios del condado Manatee señalaron que los modelos más recientes muestran que una ruptura de la represa de la vieja planta de fosfato podría verter 1.280 millones de litros (340 millones de galones) de agua en cuestión de minutos, lo que generaría una pared de agua de 6,1 metros (20 pies) de altura.

“Lo que estamos examinando en este momento es cómo prevenir, y responder, de ser necesario, a una situación de inundaciones verdaderamente catastróficas”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa luego de sobrevolar la vieja mina de fosfato de Piney Point.

Las autoridades han cerrado tramos de la autopista federal 41 y ordenaron la evacuación de 316 residencias. Algunas familias fueron reubicadas en hoteles locales.

Policías del condado Manatee comenzaron a evacuar a unos 345 presos de una cárcel local ubicada a unos 1,6 kilómetros (1 milla) de distancia del estanque de 31 hectáreas (77 acres), reportó el periódico Tampa Bay Times. El administrador del condado, Scott Hopes, señaló que los modelos indican que la zona podría verse cubierta por entre 30 centímetros (1 pie) y 1,5 metros (5 pies) de agua, y el segundo piso de la cárcel se ubica 3 metros (10 pies) encima del suelo.

En un principio las autoridades anunciaron que moverían a los reos y al personal al segundo piso y colocarían sacos de arena en la planta baja, pero el jefe de policía Rick Wells señaló posteriormente que mover a los reclusos al segundo piso significaba un riesgo de seguridad.

Funcionarios del condado señalaron que el agua de pozos no ha sido afectada y que el Lago Manatee no está amenazado. Dicho cuerpo de agua es la principal fuente de agua potable de la zona.

El Departamento de Protección Ambiental de Florida señaló que el estanque tiene agua salada mezclada con aguas residuales y pluviales. Sus niveles de fósforo y nitrógeno son elevados y es ácida, aunque no se prevé que sea tóxica, aseguró la agencia.

Los cuerpos de emergencia han estado vaciando el agua desde que el estanque presentó una fuga en marzo. El viernes se detectó una pérdida significativa y ante ello se incrementaron las medidas de emergencia, se ordenaron las primeras evacuaciones y se declaró un estado de emergencia el sábado. Una porción del muro de contención de la represa se desplazó, ante lo cual las autoridades llegaron a pensar que podría romperse en cualquier momento.