Advertisement

MAPUTO, Mozambique (AP) — El papa elogió el jueves al presidente de Mozambique y al líder de la oposición por su valentía para firmar un histórico acuerdo de paz. Francisco inició su visita a la nación sudafricana con un llamado a un futuro donde la reconciliación, la esperanza y el desarrollo sustentable se conviertan en “armas de paz”.

Miles de residentes, algunas con coloridas faldas con la imagen del papa y las palabras “esperanza, paz, reconciliación”, esperaron en las calles de la capital, Maputo, para saludar a la comitiva de Francisco con un entusiasmo similar al que suscitó Juan Pablo II, cuya visita inspiró a los mozambiqueños para poner fin a su guerra civil.

Advertisemen

El primer evento de Francisco fue un encuentro a solas con el presidente Felipe Nyusi en el palacio presidencial. Luego pronunció un discurso ante las autoridades y saludó al líder de la oposición armada Ossufo Momade, quien firmó el acuerdo de paz con Nyusi y estaba entre los invitados al acto.

Cuando Nyusi se refirió a Momade como “mi hermano” en su discurso, Momade se puso en pie y fue aplaudido.

En su intervención, Francisco elogió su coraje para dejar de lado sus intereses personales y la violencia para trabajar por el bien común.

″¡La valentía trae paz!”, dijo el pontífice argentino, que se dirigió a las autoridades en un portugués con acento español. “Ustedes han padecido sufrimientos, pena y aflicción, pero se negaron a permitir que las relaciones humanas se rijan por la venganza o la represión o a permitir que el odio y la violencia tengan la última palabra”.

El papa pidió además un compromiso continuo con un proceso de reconciliación y desarrollo que respete el medio ambiente y cuide a quienes están al margen de la sociedad.

“No desistan mientras existan niños y jóvenes sin escolarizar, familias que no tienen casa, trabajadores desempleados, agricultores sin tierras que cultivar”, declare. “Esos son los cimientos para un futuro de esperanza porque será un futuro de dignidad. Estas son las armas de la paz”.

Los analistas destacaron la importancia de que tanto Nyusi, católico, como Momade, musulmán, saludasen al papa para enviar un potente mensaje de unidad ante la diversidad existente en Mozambique, que tiene además una larga tradición de tolerancia religiosa.

Myrta Kaulard, coordinadora local de las Naciones Unidas para Mozambique, dijo que la visita papal no solo impulsaría la paz sino también las perspectivas electorales y de futuro crecimiento.

“Las buenas elecciones requieren paz. El desarrollo requiere paz”, dijo al margen del discurso.

La visita de Francisco se produjo a semanas de la firma del acuerdo y antes de las elecciones generales del próximo 15 de octubre. Los comicios son considerados cruciales luego de que una reciente enmienda constitucional descentralizó el poder, por lo que los gobernadores provinciales podrán ser elegidos de forma directa en lugar de ser nombrados por el ejecutivo central.

La guerra civil de Mozambique, que duró 15 años y se zanjó con un acuerdo de paz en 1992, dejó alrededor de un millón de muertos y devastó la antigua colonia portuguesa. El alto el fuego permanente firmado el 1 de agosto fue la culminación de años de negociaciones para poner fin a los combates esporádicos de los últimos 27 años.

Francisco llevará también su mensaje de reconciliación a un encuentro juvenil interreligioso más tarde en el día.

___

La productora de AP Helena Alves contribuyó a este despacho.