Advertisement

El gobernador de Florida , Rick Scott, firmó la ley que prohíbe al estado y a sus agencias hacer negocios con empresas que hayan realizado transacciones comerciales o hayan “colaborado” con el gobierno venezolano.

Scott firmó la ley en presencia de representantes de la comunidad del exilio venezolano y rodeado de pancartas en las que pedían la “injerencia humanitaria” y rechazaban las “falsas elecciones en Venezuela”.

Advertisemen

La legislación busca prohibir que cualquier agencia estatal invierta en el gobierno venezolano y ejercer aún más presión financiera sobre el régimen de Nicolás Maduro.

La norma fue aprobada el 8 de marzo por los legisladores estatales y era de esperarse la firma del gobernador, quien fue uno de sus principales promotores.

“Juntos, arrojaremos luz sobre la inaceptable tiranía política y violencia infligida por (el presidente Nicolás) Maduro y sus despiadados matones”, dijo Scott al proponer la medida.

La propuesta fue diseñada luego de que el banco de inversiones Goldman Sachs comprara bonos venezolanos a menos de la tercera parte de su precio. La transacción desató la ira de los opositores a Maduro, que acusaron a la empresa de apoyar la “dictadura”.

En los últimos años, el gobernador Scott se ha convertido en un fuerte crítico de los gobiernos de Venezuela y de Cuba, y ha reiterado en numerosas ocasiones su compromiso con la libertad y la democracia de ambas naciones.

Con información de AFP y EFE.