Gobernador de Kentucky: Discurso antiinmigrante de Trump es peligroso y deshumanizante

0
36
El gobernador de Kentucky Andy Beshear responde una pregunta durante una entrevista en Frankfort, Kentucky, el martes 19 de diciembre de 2023. (AP Foto/Timothy D. Easley)

(AP) — El discurso antiinmigrante del precandidato republicano Donald Trump en su intento por recuperar la Casa Blanca es peligroso y deshumanizante, sostuvo el martes el gobernador demócrata Andy Beshear, y advirtió que la retórica hace más difícil que el Congreso llegue a un acuerdo relevante sobre la seguridad fronteriza de Estados Unidos.

Beshear —cuya rotunda reelección el mes pasado en Kentucky, estado sólidamente republicano, elevó su perfil a nivel nacional— dijo que se necesita un enfoque equilibrado en materia de inmigración: uno que proteja las fronteras de la nación, pero reconozca el papel que desempeña la inmigración legal para satisfacer las necesidades de empleo de las empresas.

El gobernador se ha abstenido en gran medida de criticar abiertamente a Trump, que sigue siendo popular en Kentucky, y ha declarado repetidamente que “una seguridad nacional fuerte requiere una seguridad fronteriza fuerte”. Beshear también autorizó el despliegue de soldados de la Guardia Nacional de Kentucky en la frontera sur del país durante su primer mandato.

Pero en una entrevista con The Associated Press el martes, Beshear criticó directamente los recientes comentarios antiinmigrantes de Trump, en que el expresidente y actual favorito del Partido Republicano para la presidencia en 2024 habló de pureza de “sangre”, haciéndose eco de los eslóganes nazis de la Segunda Guerra Mundial.

“Están envenenando la sangre de nuestro país”, dijo Trump sobre la afluencia de inmigrantes que llegan a Estados Unidos sin un estatus legal inmediato, en términos similares a los de Adolfo Hitler en su libro “Mein Kampf”.

Cuando se le pidió que respondiera a tales declaraciones el martes, Beshear dijo: “Creo que la retórica es peligrosa y está fuera de lugar. Podemos tener opiniones firmes sobre la inmigración ilegal. Primero es ilegal y nuestras leyes deben ser protegidas, y tenemos que unirnos y trabajar mejor para encontrar una solución a largo plazo”.

“Pero siguen siendo personas y no deberíamos deshumanizar a los seres humanos”, añadió. “Deberíamos poder hablar incluso de los temas más difíciles sin hablar sobre ellos de esa forma. Esa es la única manera, al final, en que los demócratas y los republicanos puedan llegar a una solución viable que detenga el flujo de inmigración ilegal, que cubra los puestos de trabajo donde necesitamos apoyarnos en la inmigración”.