Advertisement

Una enorme tormenta que está bajando aire ártico hacia Estados Unidos se movía ayer poco a poco hacia el este, tras azotar zonas de las islas Aleutianas de Alaska con vientos similares a los de un huracán. Se espera que la tempestad alimentada por los restos del tifón Nuri contribuya a la formación de un sistema de altas presiones que permitirá al aire gélido cubrir las llanuras centrales del país, empezando con Montana y las Dakotas. El meteoro superó la intensidad de la supertormenta Sandy que azotó la costa este de Estados Unidos en 2012 en cuanto a presión, pero la falta de estaciones de medición en las remotas regiones asoladas por la tempestad dejaron a los meteorólogos sin muchos más datos. (AP)

Gran tormenta lleva frío a EU

Advertisemen