Advertisement

El ciudadano cubano Marcos Yanes Gutiérrez, de 21 años, mató de un disparo al médico de Palm Beach, Ronald Schwartz, y huyó a su país en 2015. El asesino pensó que su crimen quedaría impune, gracias a las tensiones entre Cuba y EEUU, ya que tradicionalmente la isla no extradita a sus ciudadanos a EEUU para enjuiciarlos.

Pero esta semana un tribunal cubano condenó a Gutiérrez por asesinato y lo sentenció a 20 años de prisión, según informó la oficina del sheriff del condado de Palm Beach (PBSO).

Advertisemen

El caso no tiene precedentes, según PBSO, porque marca la primera vez que un ciudadano cubano ha sido juzgado en Cuba por un asesinato cometido en EEUU. Además es la primera vez que un agente de orden estadounidense, en este caso de la oficina del alguacil de Palm Beach, testifica en un juicio penal celebrado en la isla.

Un fiscal de la Oficina del Fiscal del Estado del condado también estuvo presente durante el juicio.

Miembros del Servicio Marshal, el Departamento de Estado, el Departamento de Justicia y la Unidad de Beneficios Federales colaboraron con la comunicación con el gobierno cubano. Se determinó que Gutiérrez no sería extraditado a Estados Unidos, pero sería juzgado por asesinato en Cuba por cargos de homicidio en el condado.

De acuerdo con los reportes policiales, Yanes Gutiérrez había ido a la casa de Schwartz en Jupiter Farms en julio de 2015, acompañado por su amigo Saúl Retana López, para pedirle al médico que le devolviera el trabajo a Retana López.

Según la declaración de Retana, luego de que comenzaran a discutir Schwartz sacó un revólver y le disparó a se exempleado, quien resultó herido. Retana dijo que tomó la pistola y le disparó al médico en la caja torácica. Posteriormente, Yanes “recogió el arma de fuego de Schwartz y le disparó en la cabeza”, según consta en el informe policial.