Iniciativa de regulación del fútbol inglés no descartaría adquisiciones de gobiernos extranjeros

0
28
Sammie Szmodics del Blackburn anota el primer gol en el encuentro de la quinta ronda de la Copa FA ante el Newcastle el martes 27 de febrero del 2024. (AP Foto/Dave Thompson)

(AP) — Los planes para endurecer las regulaciones a los dueños de los clubes de fútbol no descartan más adquisiciones respaldadas por otros gobiernos, indicó el jueves un ministerio del gobierno del Reino Unido.

La iniciativa de Ley de Administración del Fútbol le daría poder a un regulador independiente para salvaguardar el futuro de los clubes y asegurar su sustentabilidad financiera. Esto incluye medidas más duras para decidir quién podrá operar o poseer a los clubes.

La secretaria de Cultura Lucy Frazer indicó que el gobierno no propuso bloquear la inversión apoyada por gobiernos, como en el caso de la adquisición del Newcastle en el 2021 de parte de Arabia Saudí.

“Lo que queremos es asegurar la sustentabilidad financiera de los clubes, no quiénes son los dueños. Entonces no estará en esta iniciativa si, por ejemplo, otro Estado debería ser dueño de un equipo”, indicó Frazer durante la Business of Football Conference. “Lo que nos interesa en este gobierno es que la gente que dirige a los equipos lo haga bien y que puedan sobrevivir. De esto se trata la iniciativa”.

El Newcastle fue adquirido por un fondo soberano saudí, que es parte de los esfuerzos del reino petrolero que busca ser una pieza clave en el fútbol mundial.

La familia real de Abu Dhabi adquirió al Manchester City en el 2008 y lo transformó en uno de los clubes más dominantes en Europa. El City ganó una histórica tripleta la campaña anterior con la Liga Premier, Liga de Campeones y Copa FA.

“Somos un gobierno conservador. No queremos regular de más, sólo queremos resolver los problemas de inestabilidad financiera”, admitió Frazer. “Entonces lo que estamos haciendo para asegurar la estabilidad financiera es asegurarnos que los dueños y directores cumplan las pruebas necesarias para que sean buenas personas las que dirijan y sean dueñas de los clubes y que los clubes tengan planes financieros y estabilidad financiera”.

Con esta propuesta, un regulador tendría poder de bloquear a equipos ingleses en su intento por unirse a ligas disidentes, como es el caso de la fallida Superliga Europea en el 2021.