Investigan en Brasil a un hijo de Bolsonaro por espionaje político

0
29
ARCHIVO - Flavio Bosonaro, centro, y Carlos Bolsonaro, hijos del expresidente brasileño Jair Bolsonaro, acuden a una ceremonia de confirmación oficial de los resultados de la elección presidencial que ganó su padre, en la Corte Suprema Electoral, en Brasilia, Brasil, el 10 de diciembre de 2018. (AP Foto/Eraldo Peres, archivo)

(AP) — La policía federal de Brasil ejecutó una orden de registro el lunes para Carlos Bolsonaro, un hijo del expresidente Jair Bolsonaro y que es concejal de la ciudad de Río de Janeiro, reveló un agente con conocimiento del operativo a The Associated Press.

El agente habló bajo condición de anonimato debido a que no tenía permitido comentar públicamente sobre el caso.

La policía informó en un comunicado que ejecutó nueve órdenes de registro el lunes como parte de una investigación más amplia en torno a la agencia de inteligencia del país y un presunto espionaje a opositores políticos realizado durante la presidencia de Bolsonaro, que dejó el cargo a finales de 2022.

El abogado de Carlos Bolsonaro no respondió de momento a una solicitud de comentarios de la AP. Bolsonaro no ha hablado públicamente sobre el registro.

El operativo del lunes se produce días después que la policía federal allanó la oficina y vivienda del exdirector de la agencia de inteligencia durante la presidencia de Bolsonaro, Alexandre Ramagem, y de otra docena de personas.

Los comunicados de la policía y documentos del Supremo Tribunal Federal del país muestran que la policía investiga a un grupo del “crimen organizado” que operaba dentro de la agencia de inteligencia durante el mandato de Bolsonaro y que presuntamente utilizó las herramientas y servicios de la agencia para uso político y ganancia personal.

El grupo también es sospechoso de tratar de interferir con pesquisas de la policía en curso, algunas de las cuales tienen como objetivo o involucran a dos hijos de Bolsonaro, Jair Renan y Flávio, que es senador.

El comunicado del lunes de la policía señalaba que el último operativo buscaba avanzar en el lado político de la investigación, para “identificar a los principales destinatarios y beneficiarios de la producción de información ilícita”.