Advertisement

(AP) — Ni la lluvia, ni el viento, ni los 49ers de San Francisco con la mejor defensiva de la liga evitaron que Lamar Jackson llevara a los Ravens de Baltimore a su octavo triunfo consecutivo, un récord de franquicia.

Jackson superó las malas condiciones y corrió para 101 yardas y Justin Tucker pateó un gol de campo de 49 yardas para romper el empate mientras el reloj se terminaba para dar a los Ravens el triunfo el domingo de 20-17 en un posible anticipo del Super Bowl.

Advertisemen

La combinación de la intensa lluvia, el fuerte viento y la áspera defensiva de San Francisco fue difícil de controlar para Jackson. Completó sólo 14 de 23 pases para 105 yardas y perdió un balón.

Al pedirle que describiera el clima, Jackson bajó la cabeza, la subió lentamente y observó sobre el podio para decir: “horrible”.

Ciertamente no fue el tipo de clima que beneficia al juego aéreo.

“Vaya, estaba lanzando pases detrás de mis receptores, me estaba molestando”, indicó Jackson. “Muchos pases se me escaparon. El clima me fastidió bastante”.

Pero el quarterback que representa una doble amenaza lució sólido cuando más se necesitaba. No sólo avivó el mejor ataque terrestre de la NFL, sino que dirigió una serie ofensiva que consumió cerca de 6:30 minutos que culminó con el gol de campo de Tucker que atravesó las gotas y los dos postes.

“Esa pierna de oro, tengo mucha fe en él”, comentó Jackson sobre el pateador. “Estoy en las laterales rezando, pero al mismo tiempo sé que Tucker lo puede lograr”.

Baltimore (10-2) mejoró a una marca de 16-3 con Jackson como titular y 12-0 en partidos en que él corre para al menos 70 yardas. Además, Jackson se convirtió en el primer quarterback en la historia de la NFL en sumar cuatro juegos con más de 100 yardas por tierra en una temporada.

Raheem Mostert registró 146 yardas terrestres, el máximo de su carrera, y un touchdown para los 49ers (10-2), que ahora están empatados con los Saints de Nueva Orleáns con el mejor récord de la Conferencia Nacional.

“Tuvimos muchas oportunidades de ganar ese partido. Nos quedamos algo cortos al final”, indicó el coach Kyle Shanahan. “Tienen todo el crédito. Esperemos que tengamos una nueva oportunidad de enfrentarlos en otra ocasión”.

Jimmy Garoppolo completó 15 de 21 pases para 165 yardas por los 49ers.

San Francisco tuvo sólo 119 yardas y tres puntos después del medio tiempo.

“A la ofensiva nos derrotamos nosotros mismos”, insistió Mostert. “No fue como si ellos nos estuvieran azotando… tenemos que mantener la cabeza en alto”.