Advertisement

El alero de segundo año de los Boston Celtics, Jaylen Brown, dejó el juego del jueves contra los Minnesota Timberwolves luego de sufrir una dura caída a fines del tercer cuarto.

Brown corrió al aro después de robar el balón y lo clavó mientras el lanzador de los Timberwolves, Andrew Wiggins, lo marcaba con 1:31 restantes en el tercero. Brown pareció caer sobre su cabeza cuando el personal médico de ambos equipos corrió a controlarlo por debajo del borde.

Advertisemen

Después de unos momentos, una camilla fue llevada a la duela mientras el silencio se cernía sobre la multitud del Target Center. Los jugadores y entrenadores de ambos equipos observaron con expresiones nerviosas mientras el personal continuaba revisando a Brown.

Después de un par de minutos, Brown se sentó y luego caminó de regreso al vestuario por su propia cuenta, mientras los fanáticos lo ovacionaban de pie. Brown tuvo 14 puntos y cinco rebotes en 28 minutos de juego.