Jesús – Pan de Vida y Luz del Mundo

0
87

Cuando yo me gradué de contador, era todavía muy jovencito, con apenas 20 años de edad. Tenía planes de sacar una maestría en contabilidad, pero primero hice un internado con una gran firma de contadores que tenía oficinas aquí en West Palm Beach y en Fort Lauderdale. Lo primero que se me asignó fue participar en la auditoría de un banco en Fort Lauderdale.

Las cosas no fueron bien con este proyecto, y parecía que era la culpa de este joven contador. Estábamos trabajando en el banco hasta que cerrara, y luego en las oficinas de nuestra firma en Fort Lauderdale hasta las mil y una. Yo estaba frustrado y cansado y una tarde ya no podía más. Estaba en camino desde el banco hacia nuestras oficinas, y no sabía cómo iba a confrontar las próximas cuatro horas.

Me había dado cuenta que en el camino había una iglesia católica, y decidí esa tarde que tenía que parar a rezar por lo menos unos minutos.

Entré en la iglesia (primer milagro – estaba abierta a las seis de la tarde). Me arrodillé a rezar delante del Santísimo Sacramento, y le pedí al Señor que me diera luz. No le pedí respuesta a la pregunta vocacional que ya estaba dentro de mí. No me interesaba en el momento si me estaba llamando al sacerdocio. Simplemente le pedí a Dios que me diera luz para pasar esa noche. De repente, se encendió una luz detrás del sagrario.

Nunca supe cómo se prendió esa luz. Lo único que sé es que de repente sentí una paz increíble, y que toda la vida recordaré cómo esa tarde el Señor me dio su paz.

Se nos invita este domingo a acercarnos al Pan de Vida. Le podemos pedir al Señor que nos dé luz y vida. En la gran Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo que celebramos este domingo, las puertas de la iglesia están abiertas para que todos encontremos ahí a Aquél que es la fuente de la luz, Aquél que nos puede dar la vida eterna. Se nos ofrece la oportunidad de adorar a Jesús de una manera especialísima, en su Presencia Real en la Eucaristía.

Quizás algunos de nosotros vamos a la Misa en búsqueda de paz. Nos atribulan los problemas del mundo o los personales. Nos disgusta algún problema familiar o la degeneración moral de la sociedad. Quiero sugerirles que el Señor sí nos ofrece la paz si se la pedimos al adorarlo y recibirlo. A la vez quiero asegurarles que no sólo nos ofrece la paz, sino que nos reta a vivir de acuerdo con la comunión que recibimos.

Dios conoce nuestros corazones. Conoce nuestra fidelidad y nuestra falta de fidelidad. Es por eso que la pregunta de Pablo a los corintios se puede aplicar a nosotros: “El cáliz de la bendición con el que damos gracias, ¿no nos une a Cristo por medio de su sangre? Y el pan que partimos, ¿no nos une a Cristo por medio de su cuerpo?” (1 Cor 10, 16)

Nos podemos hacer algunas preguntas delante del Santísimo Sacramento.

¿Hemos dejado de venerar de verdad a Jesús presente en la Eucaristía? ¿Hemos dejado de venir a Misa o comulgar o, en vez, hemos comulgado indignamente? ¿Hemos ofendido contra la vida familiar? ¿Cómo hemos aceptado como normal la falta de justicia en nuestra sociedad, ya sea para con los niños que han de nacer, la discriminación contra los inmigrantes, la presión para que los ancianos ya acaben de morirse, la pena de muerta?

La luz que nos dará el Señor si nos hacemos esas preguntas no será causa de tristeza, será razón para alabarlo aún más, al llamarnos al arrepentimiento, al perdón (en el sacramento de la reconciliación), y a la comunión con Él en la Eucaristía.

La Iglesia Católica en los Estados Unidos comienza este fin de semana un Avivamiento Eucarístico Nacional, el cual culminará con un gran Congreso Eucarístico en Indianápolis en julio de 2024. Sea este Corpus Christi una oportunidad para abrirnos a la luz que nos quiere ofrecer el Señor Eucarístico.

Por lo tanto, este sábado por la tarde o domingo, vayan a una iglesia católica, donde encontrarán las puertas abiertas. El Señor nos ofrece su luz. Que el Señor Eucarístico nos llene con su luz y con su paz.

N.B. Puede encontrar más información sobre el Avivamiento Eucarístico Nacional aquí: https://bit.ly/3zVWX4L