Advertisement

Pablo Lyle tiene nuevo dictamen en el caso de violencia que tiene en Miami, luego de pegarle a un hombre de 63 años que días después terminó muerto. El juez que lleva ahora el caso, le quitó el pasaporte, fijó una nueva fianza de 50 mil, y le dio arresto domiciliario, en el que deberá portar un grillete que le impide salir de Estados Unidos.

Tal como te contamos más temprano, el actor se presentó esta mañana en la corte Criminal de Miami junto a su esposa Ana Araujo y su abogado, para responder por el caso de agresión contra José Ricardo Hernández, que terminó días después en su muerte.

Advertisemen

La primera audiencia solo duró 4 minutos, pues la jueza Walsh, quien tenía el caso, pidió que fuera tomado por otro magistrado por conflicto de intereses, ya que es amiga de uno de los abogados que lleva la causa.

Dos horas después, y mientras esperaban en la corta tanto Lyle, como el hijo y la esposa de la víctima, tomó el caso el juez Alan Fine.

El magistrado se tomó su tiempo para leer la causa, escuchar a las partes y mirar las pruebas presentadas, entre ellas el video de la cámara de seguridad en la se puede ver al actor corre hacia Fernández, pegarle en la cara, mirar cómo el hombre se cae, y regresa corriendo al auto e irse a la fuga.