Advertisement

Esta cuarta generación del Río, está construida sobre la arquitectura global Hyundai / Kia KP2, y está disponible como un sedán y como hatchback.

Está construido sobre una estructura de carrocería totalmente nueva, ligeramente más grande y más rígida, con hardware de chasis nuevo y mejorado, suspensión delantera Mac-strut y dirección asistida eléctrica.

Advertisemen

El nuevo exterior presenta un nuevo frontal con una entrada de aire más grande, nuevos estilos para los faros y luces traseras, luces antiniebla cambiadas y reflectores traseros, pliegues agresivos del panel y espejos exteriores que se trasladan del panel superior de la puerta al pilar del parabrisas.

Lo probé por casi 5000 millas en la ciudad y en carreteras largas. Para ser un sub-compacto, no decepciono para nada.

Estilos y Opciones

Tanto el hatchback como el sedán se venden en tres modelos, la base LX, nivel medio S y nivel superior EX.

El LX es un modelo bien básico, pero tiene muchos detalles extras. Llega con ruedas de 15 pulgadas con cubiertas completas, tratamientos exteriores negros para las manijas de las puertas y los espejos exteriores, Bluetooth, radio satelital y puertos USB / AUX.

El Rio S agrega al equipo estándar con entrada sin llave, control de crucero, luces de mapa, un apoyabrazos y área de almacenamiento con consola central deslizante, un asiento trasero plegable dividido 60/40, un puerto USB adicional, una cámara retrovisora, conectividad Bluetooth y un sistema de audio de seis bocinas.

El EX agrega llantas de aleación de 15 pulgadas, faros antiniebla, un volante inclinable y telescópico, tapicería de tela mejorada, espejos de vanidad iluminados dobles y una pantalla central mejorada de 7 pulgadas con el sistema de info-entretenimiento Uvo de Kia (que incluye Apple CarPlay y Android Auto).

Motor y transmisión

Trae un motor de cuatro cilindros de 1.6 litros que ofrece 130 caballos de fuerza y 119 libras-pie de torque.

La potencia llega a las ruedas delanteras a través de una transmisión manual o automática de seis velocidades.

La transmisión manual solo está disponible en el hatchback, pero la automática de seis velocidades de Rio, es estándar en la S y EX,

La potencia de frenado proviene de los frenos de disco de 11 pulgadas en la parte delantera y los frenos de tambor en la parte trasera para los modelos de base más económicos.

Estilo interior

Por dentro los plásticos abundan, pero lucen bien. Muchos tienen textura y todos se sienten sólidos.

Este no es un interior hueco o metálico, y el diseño general lo hace lucir con buen gusto, especialmente para esta clase.

Los ocupantes delanteros tienen un excepcional espacio para las piernas y los hombros, mientras que los de la segunda fila se sentirán cómodos siempre y cuando el conductor o el pasajero delantero no superen los 6 pies.

El espacio para las piernas traseras ha crecido a 2 pulgadas del modelo anterior, pero el espacio para las piernas delanteras se ha reducido en más de una pulgada.

Los asientos ajustables manualmente son firmes pero de apoyo. Los controles climáticos son sencillos, y el sistema está más que a la altura de la tarea de regular la temperatura en la cabina.

La visibilidad para el conductor es buena, y los instrumentos son muy fáciles de usar.

Gracias a una ventana baja, la visibilidad hacia afuera es excelente, mientras que el volante también tiene un amplio rango telescópico, algo que los conductores más altos apreciarán enormemente.

Con los asientos abatidos, el hatchback ofrece 32,8 pies cúbicos con un suelo de carga bajo y plano para acomodar un montón de cosas baratas.

Tecnología

El sistema de info-entretenimiento con pantalla táctil es excelente, con un buen estéreo y controles de voz competentes. Trae Bluetooth.

El tablero de instrumentos y la consola central diseñados de forma inteligente, junto con un parabrisas que tiene menos rastrillo, ayudan a Rio a sentirse sorprendentemente espacioso por dentro.

Los botones están claramente etiquetados y los controles son fáciles de encontrar.

Me gustan los botones dedicados para las funciones de info-entretenimiento y los menús que le permiten omitir la navegación por el sistema de pantalla táctil.

Esta es una interfaz de pantalla táctil bien pensada que supera a los competidores.

Kia pensó que los conductores preferirían usar Apple CarPlay o Android Auto que pagar por una suscripción de navegación, por lo que el navegador no está disponible.

Android Auto y Apple CarPlay funcionan sin problemas, pero solo están disponibles en los modelos más caros.

El rango de controles es relativamente limitado, pero funcionan bien con malentendidos mínimos al cambiar estaciones de radio o marcar números telefónicos.

Hay guías en la pantalla y mensajes de voz, y puede cambiar a las indicaciones de voz más cortas una vez que obtenga el truco del sistema.

La calidad de audio es mejor que la de la mayoría de la clase, con buena claridad y profundidad pero no mucha respuesta de graves.

Seguridad

La nueva estructura del Rio utiliza acero de alta resistencia para ayudar a aumentar la durabilidad, el rendimiento de las pruebas de colisión y la rigidez torsional para una mejor manejabilidad y calidad de conducción.

Nuestro modelo de prueba traía seis airbags, vigas de puerta de impacto lateral, control electrónico de estabilidad, frenos antibloqueo y control de estabilidad, un sistema de cámara de visión trasera y un sistema de advertencia de colisión delantera con frenado automático,

En carretera

El Río se pudo permitir bajar siete caballos de fuerza del modelo anterior, y hacer que su funcionamiento sea más utilizable. El motor es pequeño pero no tonto y las respuestas de cambios son sólidas y lineales.

Los neumáticos orientados a la economía y el motor de sonido forzado evitan que sea realmente divertido de conducir.

Los cambios son suaves, pero la automática de seis velocidades tiene su trabajo cortado. A diferencia de algunos competidores con CVT, tiene que cambiar con frecuencia. Mantendrá velocidades, pero cambios ascendentes cuando dejes salir el acelerador. Hace coincidir las revoluciones para cambios más suaves, pero no los ejecuta particularmente rápido.

El frenado de emergencia autónomo (AEB), no sólo promete mitigar las colisiones, si no que por debajo de 55 mph, puede lograr una parada completa.

Kia también rediseñó por completo la suspensión de Río para mejorar el manejo y la estabilidad a alta velocidad, y la dirección se ha revisado para una mejor respuesta y sensación de centro.

El resultado es un automóvil que infunde confianza en las curvas y se siente firme como una roca en la autopista. El viaje es definitivamente más firme que el de un montón de autos pequeños.

Un aislamiento acústico adicional, una suspensión rediseñada y una ayuda de dirección revisada también hacen que el nuevo Rio se sienta abrochado y sólido en el camino. Demostró que no es problema para el Rio, hacerle frente a las carreteras agudas y cerradas.

A velocidad en la autopista, el automóvil tiene la sensación de peso de un vehículo más grande, pero cuando la carretera se torcía, revela una deportividad plantada.

El Rio es más silencioso que muchos rivales, el chasis se siente bien clasificado y con el tren de potencia sin problemas, el viaje es más refinado y un poco más firme que los compradores de los subcompactos están acostumbrados.

La alerta de colisión frontal no es molesta y no me devolvió falsas alarmas en nuestro tiempo con el automóvil.

Es un auto de bajo presupuesto, pero más allá de su precio, se siente sólido y cómodo, y en 5000 millas no me ha causado ningún inconveniente.

Las agradables proporciones del nuevo Kia Rio, especialmente en el hatchback de cinco puertas, enmascaran sus diminutas dimensiones, evitando el aspecto vagamente burbujeante de muchos automóviles pequeños.

El automóvil es más bajo, más ancho y más largo, las ruedas se han empujado más hacia las esquinas y el parabrisas se ha hecho más vertical. El efecto general, creemos, hace que Rio sea el vehículo más atractivo de su segmento.

No tendrá problemas en hacerle frente a su competencia más directa, como el Ford Fiesta, Honda Fit, Hyundai Accent, Nissan Versa Note, Toyota Yaris y Chevrolet Sonic.

Para mi entender es un excelente primer auto nuevo para cualquiera, y una buena compra para una persona que lo necesite para el día a día.

Precio: Desde US 14,299 (hatchback)

Consumo: 28 mpg en ciudad / 37 mpg en carretera