La Casa Blanca enfrenta muchos cuestionamientos sobre la salud de Biden. Aquí hay algunas respuestas

0
16

(AP) — El terrible desempeño del presidente Joe Biden en el debate presidencial del 27 de junio ha generado preocupaciones sobre su edad, su salud y su capacidad para encabezar el gobierno de Estados Unidos.

Funcionarios del gobierno han dicho que sus respuestas confusas y en ocasiones indescifrables en el debate con el republicano Donald Trump fueron consecuencia de un resfriado, un desfase horario y una preparación deficiente en Camp David. Pero a sus 81 años, Biden se ha percatado de que su salud es un tema crucial para muchos electores antes de los comicios de noviembre. El doctor Kevin O’Connor, médico de Biden, hizo sus primeras declaraciones desde el debate, después de que la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, pasó apuros para responder las preguntas sobre la salud del mandatario en la rueda de prensa del lunes.

¿Con qué frecuencia acude el presidente al doctor?
Biden se somete a exhaustivos exámenes médicos anuales, señaló Jean-Pierre. Dijo también que la mayor parte de los estadounidenses no comprenden la magnitud de la atención médica que se le proporciona al presidente, ya que muchas personas son afortunadas si es que pueden ver a sus doctores una o dos veces al año. En contraste, la unidad médica del presidente está “a sólo unos escalones de la residencia” en la Casa Blanca. “Un par de veces por semana” Biden efectúa una “revisión verbal con su médico mientras hace ejercicio”, indicó Jean-Pierre, y dijo que el lunes tuvo una revisión.

Después del debate ha habido confusión sobre si Biden vio a su doctor con respecto a su resfriado. En un principio la Casa Blanca dijo que no se llevó a cabo un examen médico, pero posteriormente indicó que hubo una “breve revisión verbal” y se determinó que no era necesario efectuar un examen.

¿El presidente ha consultado a un neurólogo?
“Él ha visto a un neurólogo en tres ocasiones”, dijo Jean-Pierre. “No más que eso”.

La vocera de la Casa Blanca repitió la frase “tres veces” en 17 ocasiones durante la rueda de prensa del lunes. Enfatizó que las tres consultas con un neurólogo estuvieron vinculadas a los exámenes físicos anuales del mandatario. Pero Jean-Pierre declinó decir el sitio donde Biden había visto al neurólogo, si las consultas se llevaron a cabo en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed o en otro lado. “No tengo nada que decir con respecto a la ubicación”, manifestó.

¿En los exámenes médicos de Biden se han hallado indicios del mal de Parkinson u otras enfermedades neurológicas?
No, de acuerdo con el reporte del examen médico más reciente del presidente, emitido en febrero. Jean-Pierre mencionó ese documento el lunes en respuesta a las preguntas de los reporteros.

La misiva decía que “un examen neurológico extremadamente detallado volvió a ser reconfortante” en el sentido de que no hubo hallazgos coincidentes con un derrame cerebral, esclerosis múltiple, mal de Parkinson ni esclerosis lateral amiotrófica. La carta añadió que no se detectaron temblores ni “debilidades motoras”. Escrita por el médico de Biden, O’Connor, la carta agregaba que Biden “demuestra una excelente destreza motora fina”.

¿Por qué un neurólogo especializado en el mal de Parkinson visitó la Casa Blanca?
Los registros de visitantes muestran que el doctor Kevin Cannard —un neurólogo que ha efectuado investigaciones sobre el mal de Parkinson— acudió a la Casa Blanca en ocho ocasiones entre julio de 2023 y marzo pasado.

Jean-Pierre declinó confirmar el nombre del doctor o decir por qué había acudido a la Casa Blanca. Les dijo a los reporteros que esto se debía a razones de seguridad, e hizo notar que la unidad médica de la Casa Blanca atiende a otras personas además del presidente. “Hay miles de efectivos militares que acuden a esta Casa Blanca”, indicó Jean-Pierre. “Muchos de ellos reciben su atención médica a partir de la unidad médica de la Casa Blanca y por lo tanto necesitamos ser supercuidadosos”.

Jean-Pierre alentó al público a “unir los puntos”.

Horas más tarde el lunes, O’Connor dio a conocer una carta con el permiso de Biden y de Cannard y confirmó que Cannard había sido el neurólogo que revisó al presidente en cada uno de los tres exámenes médicos a los que se ha sometido desde que asumió el cargo.

Pero la mayoría de las visitas de Cannard a la Casa Blanca fueron como parte de su papel como especialista integrante de la Unidad Médica de la Casa Blanca, atendiendo a pacientes por una amplia variedad de problemas neurológicos en la Casa Blanca durante 12 años, dijo O’Connor.

Cannard efectuó visitas similares durante el gobierno del presidente Barack Obama, según los registros de visitantes, y durante el gobierno de Trump —el cual no dio a conocer los registros de visita—, de acuerdo con una persona al tanto del asunto que habló bajo condición de anonimato.

Cannard sí realizó una visita en la que vio al médico personal de Biden en enero en la clínica de la Residencia de la Casa Blanca, semanas antes de que el presidente se sometiera a su examen médico en febrero. O’Connor repitió que dicho examen no encontró muestras de algún trastorno neurológico.

“El presidente Biden no ha visto a un neurólogo fuera de su examen médico anual”, dijo O’Connor en su carta.

¿Podría Biden poner a disposición del público todo su historial médico?
En la rueda de prensa del lunes se le preguntó a Jean-Pierre si Biden podría elegir el dar a conocer su expediente médico completo. Dijo que el presidente había “compartido un reporte médico integral que es bastante detallado” y va en línea con lo que fue proporcionado por los expresidentes Obama y George W. Bush. En 2018, el senador John McCain les permitió a los reporteros revisar más de 1.100 páginas de expedientes médicos cuando estaba postulándose a la presidencia a los 71 años, lo que lo hubiera convertido en aquella época en el presidente de más edad en ser elegido.