Advertisement

Walt Disney, un hombre que materializo sus sueños con gran éxito dijo: “El secreto de mi éxito puede ser resumido en cuatro C: Curiosidad, Confianza, Coraje y Constancia… y la más importante de todas es la Confianza.”

Para desarrollar la confianza es necesario entenderla en sus tres dimensiones. (1) confiar en usted mismo. (2), convertirse en una persona confiable, y (3), confiar en los demás. Le explico atreves de esta parábola.

Advertisemen

El cuervo había conseguido un pedazo de queso y se encaramó sobre un árbol para comérselo. La zorra que percibió el aroma del queso elaboró un plan para quitárselo.

Se paró bajo la rama del árbol y comenzó a halagar al cuervo de sus atributos físicos.

Cuando el cuervo se sintió bien halagado la zorra le dijo: ¡seguro que has de cantar muy bien! ¡Ah, si pudiera escucharte! El cuervo seducido por la zorra, creyó que debía cantar cuando abrió su pico para hacerlo. El pedazo de queso cayó en la boca de la zorra.

Después de la zorra comerse el pedazo de queso de un bocado dijo: “Eres el pájaro más tonto que he conocido.” ¡Si, fui tonto, pero yo solo perdí un pedazo de queso, tú perdiste mi confianza!

Es difícil confiar en otros cuando se ha vivido dolorosas experiencias de traición, pero es peor vivir intoxicado por la desconfianza. El agente toxico es el miedo a ser lastimado.

Para poder confiar en usted mismo, es preciso vencer ese miedo. El miedo a ser lastimado refleja la inhabilidad de manejar nuestras emociones y poder aprender algo útil de una experiencia indeseada.

Si usted no confía en usted mismo, ¿qué le hace pensar que otro lo debe hacer? Imaginase que el cuervo decida no buscar más comida por no confiar más en su propia habilidad para cuidarla. Recuerde, él solo perdió el queso, no la confianza en sí mismo.

Usted tampoco debe perder la confianza en usted mismo para luchar y proteger sus sueños, solo porque alguna vez, alguien le robó su queso.

Para ser una persona confiable es necesario asumir responsabilidad, sin hablar mal de nadie, sin criticar o culpar a otro para liberarse de su falta. El cuervo reconoció su falta, no culpo a nadie, ni habló mal de la zorra con nadie.

Los que culpan, se quejan y critican, siembran dudas, no confianza.

Cuando se confronta apropiadamente cara a cara a las personas o a los problemas, usted se convierte en parte de la solución. Las personas que le rodean se sentirán confiadas sabiendo que en usted se pueden encontrar soluciones en medio de las dificultades y no un hacha que los haga pedazos cuando las cosas salgan mal.

Ser confiable lo convierte en alguien querido, respetado y necesario en cualquier entorno que se encuentre. Si usted quieres ser esa persona en su familia, en su negocio, trabajo o comunidad, restaure la llave de la confianza para que le pueda abrir la puerta del éxito.

Finalmente, confiar en los demás no es tan difícil como parece, si logras confiar en usted mismo y que otros confíen en usted, sin darse cuenta, empezará a confiar más en otros. Hablemos en serio, todos dependemos de otros para poder hacer realidad nuestros sueños, ya sea este un sueño pequeño o tan grande como el de Walt Disney.

Para compartir su opinión, inquietud o sugerencia, puede hacerlo al correo electrónico de hablemosenserio@yahoo.com

La Confianza una Llave para el Éxito