Advertisement

Carlos Ghosn fue arrestado. Su destino está ahora en las manos de los fiscales japoneses y los directivos de tres de las principales compañías automotrices del mundo.

Ghosn, presidente de Nissan, Renault y Mitsubishi Motors, fue detenido el lunes por las autoridades de Japón después de que una investigación interna en Nissan revelara “importantes actos de mala conducta”.

Advertisemen

Fue un giro impresionante para uno de los principales nombres de la industria automotriz global, a quien se le atribuye el haberle dado la vuelta a la situación de los negocios de Nissan y Renault. Las acciones de estas compañías se desplomaron con la noticia.

Se espera que en los próximos días surjan más detalles sobre las supuestas ilegalidades cometidas por Ghosn. Nissan dijo que entre ellas estaba el haber reportado menos de lo que era su compensación, así como el mal uso de los activos de la empresa. Ghosn todavía tiene que responder a las acusaciones.

Su detención ha provocado una crisis que abarca varios continentes. Él es el eje de una poderosa alianza entre Nissan, Renault y Mitsubishi, que juntos fabrican uno de cada nueve autos que se venden en el mundo.

Las acusaciones contra Ghosn
Nissan dijo el lunes que había realizado una investigación de cuatro meses sobre Ghosn, de 64 años, y otro miembro de la junta después de recibir una denuncia anónima.

La compañía descubrió que Ghosn y otro miembro de la junta, Greg Kelly, habían reportado menos de lo que Ghosn estaba ganando en los reportes presentados ante la bolsa de valores de Tokio.

Los fiscales dicen que los dos hombres presuntamente colaboraron para reportar el ingreso de Ghosn a la baja por unos 5.000 millones de yenes (44 millones de dólares) durante un periodo de cinco años que concluyó en marzo de 2015. La pena máxima en Japón por presentar un reporte financiero falso es de hasta 10 años de prisión y una multa de 10 millones de yenes (89.000 dólares).

Nissan dijo que también había descubierto “varios actos más de conducta inapropiada significativos”, incluyendo el uso personal de activos de la compañía y la mala utilización del presupuesto de la compañía.

CNN no ha podido contactar a Ghosn, Kelly o sus representantes en busca de comentarios sobre las acusaciones.

Nissan, Mitsubishi y Renault, en acción
Después de su detención, todo parece indicar que Ghosn será destituido de sus cargos al frente de Nissan, Mitsubishi y Renault.

El director ejecutivo de Nissan Hiroto Saikawa dijo que en la compañía habrá una reunión el lunes para destituir a Ghosn y Kelly de la junta directiva.

Mitsubishi dijo que puso en marcha una investigación interna y que pedirá a la junta de directivos que “destituya pronto” a Ghosn como presidente.

Renault dijo que su junta directiva se reunirá el martes por la noche para discutir la administración de la compañía tras el arresto de Ghosn.

Las acciones de las tres compañías se desplomaron. Renault cerró con pérdidas de más de 8% el lunes. En Tokio, las acciones de Nissan cayeron 5,5% el martes, mientras que las de Mitsubishi cayeron 7%.

Alianza en peligro
Ghosn es el arquitecto de una alianza estratégica entre las tres automotrices. La sociedad ha permitido a las compañías competir mejor frente a potencias de la industria automotriz como Volkswagen, Toyota y General Motors.

Nissan, Renault y Mitsubishi están bien integradas. Muchos de los principales ejecutivos en la alianza le reportan a tres directores ejecutivos distintos, pero Ghosn es la pieza que une todo.

“Él era la alianza”, dijo Rebecca Lindland, analista de autos senior en Cox Automotive. “Él era el genio creativo detrás de todo esto y estableció los parámetros para administrar estas empresas muy dispares”.

Tras la noticia bomba de Ghosn, hay preocupaciones de que la alianza pueda terminarse. Mucho depende de si las tres compañías pueden ponerse de acuerdo sobre cómo manejar las acusaciones en contra de Ghosn y acordar un remplazo. Por ahora, dicen que están comprometidas con la alianza.

Las automotrices podrían tener problemas para competir solas en caso de que se rompa la alianza. La industria automotriz está bajo una intensa presión para desarrollar autos eléctricos y vehículos autónomos para el mercado masivo.

El caso especial de Francia
La detención de Ghosn podría tener un significado especial para Francia. El gobierno francés posee el 15% de las acciones de Renault.

“Hoy, el señor Ghosn claramente no puede liderar la compañía”, dijo el martes el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire.

Le Maire le dijo a la radio France Info que le pediría a los representantes de Renault establecer un nuevo liderazgo temporal en la compañía.

La noticia dominó la cobertura de los medios en el país. Cuatro de los principales diarios de Francia llevaba a Ghosn en sus portadas el martes con titulares como “Icono caído” y “La caída del emperador Carlos Ghosn”.