La ética hospitalaria

En el presente escrito se abarcará la temática de los aspectos éticos que llevan a ser viable una operación o transfusión dentro del aspecto religioso de las personas cuya religión profesada es los Testigos de Jehová; dado a que es conocido que dichas personas se rehúsan a recibir tratamiento médico puesto a que exponen que vuelven impuros y dios hará su voluntad con ellos independientemente de su estado de salud.

Este es un tema ético puesto a que juega con la creencia de un grupo de personas así como con el pensamiento de la sociedad que no profesa su misma religión, esto debido a que la vida es más importante que una creencia; dado a lo anterior se llevará acabo un ensayo de investigación en el cual se exponga si es ético o no el trato que la religión le da a sus fieles cuando  éstos requieren atención de salud inmediata.

Hubo un tiempo en el cual los médicos pensaban que llevar acabo operaciones sin tener un respaldo en cuestión sanguínea era totalmente arriesgado, sin embargo últimamente los Testigos de Jehová eran los que llevaban acabo en mayor número las peticiones de la exclusión de este requerimiento; no obstante se  puede comprobar que  la técnica de “cirugía sin sangre” podría llegar a ser algo cotidiano y de esta forma no afectaría una cuestión de moral religiosa y lo más impactante es que esta petición no fue solicitada por alguna asociación de carácter religioso.

Toda persona enterada de lo que se suscita a su alrededor en torno a dilemas de carácter  controversial en más de una ocasión ha escuchado la problemática que se suscita en los hospitales al intentar salvar a una persona o no dependiendo de su creencia, siendo esto mal visto por gran parte de la sociedad pero ¿por qué? ¿Por qué es esto respetado? ¿Hacen bien los doctores en respetarlo cuando se supone que deben de salvar vidas? Estas cuestiones serán resueltas en el presente ensayo.

Hipótesis:

*La religión, Testigos de Jehová, juega un factor importante en la determinación de las decisiones personales, independientemente de que esta afecte la vida de sus seguidores.

Siendo la ética definida como  una ciencia con el objetivo del estudio de la valoración humana en donde las personas, acciones o situaciones son guiadas por nuestra moral se puede decir que no es ético el hecho de respetar una cuestión religiosa sobre un derecho que todo humano ostenta y debe hacer valer como lo es el derecho a la vida, mismo que se encuentra respaldado en la declaración de los derechos humanos en el artículo 3, en donde se estipula que todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad  y a la seguridad de su persona; no obstante la religión suele ser el motor de vida de gran parte de la sociedad, dado a que siguen sus lineamientos de cómo vivir, cómo vestir y cómo pensar, sin embargo el llevar a cabo este tipo de prácticas dentro de nuestra vida diaria no nos hace quien somos, sino quien desea la sociedad que seamos (UN, 2014).

Hoy en día el ámbito de la medicina enfrenta múltiples retos, en especial cuando se trata de la atención médica a extremistas religiosos, los cuales siguen al pie de la letra lo que les es impuesto mediante hechos bíblicos, en especial los testigos de Jehová, lo cuales rechazan las transfusiones de sangre, de plaquetas, uso de aparatos cardiopulmonares, tratamiento de diálisis, entre demás tratamientos mientras se vea interrumpida la circulación de su propia sangre, ya que buscan ser atendidos por lo que son; no obstante y pese a que no hay daños jurídicos de haber seguido los deseos de los pacientes es de recalcarse que todo médico al terminar sus estudios llevó a cabo un juramento, el juramento hipocrático en donde se hace saber que él velará por el bienestar de sus pacientes pese a toda intervención existente (Declaraciones y códigos internacionales, s.d).

¿Qué vale más la vida o nuestro egoísmo hacia ella? Toda persona opinaría que la vida es un bien invaluable con el cual hemos sido dotados para poder estar aquí, sin embargo hay personas que le ponen precio a la vida, lo cual va en contra de toda norma actual pero en favor de la supervivencia del más fuerte, es por ello que hoy en día tratamos de hacer constar que la vida no tiene precio y debemos hacer todo lo posible para preservarla, sin hacer uso de excusas o creencias que podría por el contrario llevarnos a nuestro fin.

La ética hospitalaria aplicada a la religión

Similar Articles

Comments

Noticias recientes