La Gran Aventura

La Gran Aventura

¡Hola amigos! Estamos en octubre, mes de la hispanidad, y Clara, mi muy estimada Clara, me pide que publiquemos nuevamente esta interesante CAPSULA que desde Sevilla, en un maravilloso viaje escribimos el pasado año. Para ella fue un sueño hecho realidad.
Desde aquí, la Madre Patria, la España inmortal, enviamos un saludo afectuoso a todos
nuestros distinguidos lectores. En este intrépido viaje tengo la grata compañía de mi distin-
guida alumna Clara, ahora convertida en mi eficiente secretaria. Estamos en Sevilla; ¡olee…!
El viaje desde América ha sido algo para dejar grabado en la historia; pues, escuchen bien la
noticia; hemos venido en la famosa MAQUINA DEL TIEMPO, ¿recuerdan? que fue inven-
tada por el insigne escritor inglés Herber George Wells hacia el año 1895. Sí, oyeron bien;
hemos venido en este raro artefacto y aquí estamos disfrutando de las maravillas que hemos
conocido solamente por los que escribieron la historia. Ahora estamos aquí, en el lugar de los
hechos, en vivo y a todo color.  En la plaza principal hay un calendario gigantesco que indica
la fecha de hoy; 1ro de agosto de 1492. Hace apenas unos 40 años se inventó la imprenta y
se publican algunos periódicos de muy pocas hojas. Disfrutamos de un hermoso día de vera-
no. No se experimenta demasiado calor debido a la gran brisa que hoy está corriendo y que
tiene a la famosa giraldilla de la torre de la catedral, orgullo sevillano, moviéndose alocada-
mente  de un lado a otro. Es temprano en la mañana, hay mucha gente en las calles comen-
tando la última noticia y cada cual tiene su propia opinión. No; no me refiero a la heroica
gesta de Sus Majestades los Reyes Católicos que culminó con la expulsión definitiva de los
moriscos de todo el Reino de la España inmortal. Hay ahora algo nuevo e increíble en el
siempre alegre ambiente andaluz; el famoso proyectado viaje hacia lo desconocido de un tal
Cristóbal Colón, venido de Génova según parece, quien recomendado por los frailes de Santa
María de la Rábida, ha convencido a la noble Reina Isabel para que le ayude en una dispara-
tada empresa. A este genovés “ilustre” se le ha metido en la cabeza que este pequeño mundo en que vivimos es redondo como una naranja; y se dice que ha llegado a convencer con esta
idiotez a los miembros del Santo Tribunal de la Inquisición. ¿Adónde iremos a parar? Este
alucinado dice que tiene pruebas de lo que dice y afirma; y que por lo tanto navegando siem-
pre hacia Occidente se puede llegar al Oriente. ¿Qué les parece? ¡Tremenda insensatez! Pero lo más grave y terrible, según parece,  ya esta loca empresa está caminando a toda vela; pues
con dinero de la Corona este iluso marino ha obtenido tres magníficas carabelas perfecta-
mente equipadas para emprender una larga travesía, y como no ha podido reclutar a ningún
tripulante entre la población sensata, le han dado carta blanca para que escoja entre los prisioneros condenados a muerte o a largas penas; total, lo mismo es morir acá que morir en
medio del océano ahogado o devorado por algún monstruo marino, que algunos entendidos
afirman que realmente existen en lo más profundo de los mares. De última hora se ha conoci-
do que a las tres embarcaciones adquiridas las han bautizado con los nombres de: Santa Ma-
ría, la Niña y la Pinta. Ya están completamente avitualladas esperando partir hacia el tenebro-
so y desconocido mar océano el próximo viernes 3 de este mes de agosto. El propio Cardenal
Cisneros ha llegado para impartir su bendición a esta descabellada aventura. ¡Pobres hom-
bres! Jamás volverán para contar su horrible historia, que Dios se apiade de ellos y salve a
Nuestra Reina. ¡Adiós!                      FINIS CORONAT OPUS

Similar Articles

Comments

Noticias recientes