La importancia del entrenamiento de fuerza

0
591

La necesidad de trabajar la fuerza es un hecho que no se debe obviar. Esto no quiere decir que las actividades cardiovasculares como caminar, correr, patinar, nadar, ir en bicicleta, no sean importantes y, de hecho, lo son por muchas razones, pero llevarlas a cabo de forma aislada, dejará por el camino importantes beneficios.

Por tal motivo, lo mejor es combinar ejercicios de cardio con una rutina de entrenamiento de fuerza. Si todavía se cree que por trabajar con pesas empezarás a observar un crecimiento desproporcionado de la musculatura, no es cierto.

La importancia del entrenamiento de fuerza es infinita no solo para trabajar el físico, sino para cuidar la salud en diferentes planos.

En general, las personas tienen conocimientos de que el entrenamiento con las pesas mejora la fuerza de los músculos y la resistencia.

Sin embargo, dicho entrenamiento de fuerza o de resistencia o, simplemente, levantamiento de pesas no es sólo para lograr un cuerpo musculoso. Es un tipo de ejercicio que debe formar parte del plan general de acondicionamiento físico de todos porque además de que mantiene el músculo tonificado, reduce la grasa corporal y ayuda a quemar más calorías, los músculos fortalecidos previenen lesiones, protegiendo a los tendones y ligamentos de dañarse ante cualquier golpe o un gran esfuerzo.

Pero también, los ejercicios de fuerza mejoran la salud del corazón, el sistema cardiovascular, la composición del cuerpo, reduce los niveles de colesterol, la densidad mineral de los huesos, la médula ósea, disminuyendo así el posible riesgo de osteoporosis o fracturas.
Los músculos fuertes son especialmente importantes a medida que se envejece para lograr mantenerse firme, erecto y continuar siendo tan independiente como sea posible.

Un estudio publicado en la revista Journal of Physical Therapy Science, agosto 2021 encontró que un fortalecimiento simple del cuerpo puede disminuir las caídas a medida que se envejece.

En otras palabras, la fuerza del cuerpo permite llevar a cabo las tareas cotidianas, como trabajar, estudiar, hacer las actividades culinarias desde llevar alimentos a casa, cocinarlos, servirlos en la mesa, sin perder equilibrio.

Para hacer entrenamiento de fuerza deberá auxiliar un entrenador personal, quien puede armar y supervisar un plan con las metas de acondicionamiento y capacidad de mayores esfuerzos paulatinamente y aun con más razón, si se tratase de un novato.

A modo de recordatorio se recomendó en artículos anteriores, adicionar pesos ligeros en las piernas y sosteniendo alguna pesa con las manos mientras se caminaba ya que ayuda a fortalecer los músculos, facilitando aún más el trabajo de brazos, piernas, glúteos e isquiotibiales, los músculos de la espalda, pecho, abdomen y los hombros, además de que ayuda a sincronizar mejor los movimientos.

Se debe saber que cualquier persona con independencia de la edad, condición física o experiencia puede entrenar haciendo ejercicios de fuerza. Únicamente habrá que adaptar los ejercicios al nivel de desarrollo físico y aumentar la intensidad en función de la evolución con la ayuda de un entrenador personal profesional.

Pero nunca dejar de lado esta parte tan fundamental para una buena salud y estado físico.

Como comentamos anteriormente, al trabajar la fuerza, se logra un aumento progresivo de la masa muscular. Este hecho está estrechamente vinculado con un óptimo estado de salud, dada su importancia en la prevención de enfermedades.
Una adecuada composición corporal con una suficiente masa muscular es básica ya que esta y el sistema inmune están relacionados entre sí. Con una masa muscular adecuada, seremos capaces de reducir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades y de retrasar la aparición de diferentes molestias.

Por otro lado, si llegan a aparecer, se podrá luchar contra ellas de una forma más eficiente. Sin duda alguna, merece la pena disponer de una musculatura debidamente trabajada por un entrenador personal.

Resumiendo, al tonificar la musculatura, logramos obtener una postura corporal adecuada, así como, unos músculos trabajados garantizan óptima salud.

Ambos hechos, permiten que se reduzca drásticamente el riesgo de sufrir diferentes lesiones, permite una mayor independencia y funcionalidad al estar capacitados no solo para mover peso, sino para hacerlo de manera correcta optimizando la higiene postural.

El entrenamiento de fuerza prepara el cuerpo para permanecer firme con el paso de los años, ayudando a mantener el peso adecuado incluso con la llegada de edades avanzadas. Y es que prepararnos con antelación para los años futuros es una importante decisión que nos dotará de una indudable calidad de vida.

Calvet Personal Training LLC está a la disposición para ayudar a mejorar la calidad de vida, visítenos en el 7428 S Dixie Hwy, West Palm Beach, FL, 33405, o en www.calvetpersonaltraining.com , pero previo comuníquese a través del 561-512-9081, o vía info@calvetpersonaltraining.com para fijar una previa cita.

Artículo en idioma inglés, clic siguiente link:

https://bit.ly/3Brb5Un