La nueva normalidad: Una carrera contrareloj entre la economía y la salud

0
171

Palm Beach, FL.- Es probable que su kit de emergencia para la temporada de huracánes deba incluir algunos suministros para protegerse contra covid-19.

Así lo comentó, Jared Moskowitz, el director de Manejo de Emergencias del estado, durante una reunión con líderes de emergencias y empresas de todo el estado.

El panel especial, encargado de buscar los parametros claros para reabrir la Florida, finalizaron el día viernes, con mucha preocupación e incertidumbre.

Algunas partes del estado pueden estar listas para volver a abrir de inmediato, según la secretaria del Departamento de Regulación Comercial y Profesional del estado, Halsey Beshears.

Dijo que los condados con menos de 500 casos de coronavirus podrían estar listos para implementar nuevas pautas y volver a abrir de manera segura tan pronto como el Gobernador lo autorice.

Los condados con un mayor número de casos, como Palm Beach, deberían tener una reapertura más lenta y gradual, así lo declaró el grupo de trabajo.

El secretario Beshears dijo que los hoteles deberían tener personal trabajando en turnos escalonados e implementar procedimientos virtuales de entrada y salida para limitar las interacciones con los clientes, algunos salones de belleza o barberias deberían tener un límite de clientes muy bajo y siempre tener tapa bocas y guantes, como también obligar a los clientes a portarlo.

El comisionado del condado de Okeechobee, Terry Burroughs, dijo a la Fuerza de Trabajo el viernes que las pequeñas empresas en su área no sobrevivirán si este cierre continúa por mucho más tiempo.

“Esto tendrá un impacto de largo alcance en los próximos años”, dijo.

El grupo, formado por alcaldes del condado y líderes de las principales empresas de Florida, ha estado trabajando toda la semana en sugerencias estratégicas para poner a Florida en marcha nuevamente, de manera segura, en medio de la pandemia de coronavirus que prácticamente ha cerrado la economía durante semanas.

Los líderes hicieron preguntas y ofrecieron sugerencias para ayudar con la transición a la nueva normalidad.

Cassandra Pasley, directora de Aseguramiento de la Calidad Médica del Departamento de Salud, presentó una lista de preguntas que pueden ser la nueva norma para los proveedores de atención médica. Estas preguntas van desde preguntar a los proveedores si tienen políticas y procedimientos para proteger al personal y los pacientes, hasta si hay un plan de contingencia para un brote en la oficina.

Rudy Liddell, presidente de la Asociación Dental de Florida, sugirió que los consultorios dentales se reclasifiquen como negocios esenciales para ayudarlos a obtener los suministros de EPP que necesitan.

Liddell también citó una encuesta reciente que mostró que alrededor del 9 por ciento de los dentistas están preocupados de que no podrán mantener sus negocios si las restricciones continúan durante el mes de abril.

Steve Bahmer, presidente y director ejecutivo de LeadingAge Florida, pidió protocolos y direcciones más claros sobre lo que debe ser una prioridad para los proveedores de atención a largo plazo.

El grupo de trabajo tiene previsto enviar sus recomendaciones al gobernador DeSantis en algún momento la próxima semana.

Artículo publicado originalmente en WWHB Azteca 48