Las nuevas píldoras contra el COVID-19

0
386
Imagen sin fecha facilitada por Pfizer en noviembre de 2021 mostrando las píldoras de la compañía contra el COVID-19. (Pfizer vía AP, Archivo)

Las personas enfermas de COVID-19 tienen dos nuevas opciones de tratamiento con píldoras que pueden tomar en casa en cuanto aparezcan los síntomas. El reto es hacerse la prueba, obtener una receta y comenzar a tomar las pastillas lo antes posible.

Los reguladores estadounidenses autorizaron la píldora de Pfizer, Paxlovid, y el molnupiravir de Merck la semana pasada. En pacientes de alto riesgo, se demostró que ambos reducen las posibilidades de hospitalización o muerte por coronavirus, aunque la de Pfizer fue mucho más efectiva.

¿QUIÉN DEBE TOMAR ESTAS PÍLDORAS?

Los antivirales no son para todos los que obtienen un resultado positivo de COVID-19, sino solo para aquellos con síntomas leves o moderados. Eso incluye a los ancianos y personas con otras afecciones de salud como enfermedades cardíacas, cáncer o diabetes. Ambas píldoras fueron autorizadas para adultos, mientras que Paxlovid fue autorizado para niños desde los 12 años.

¿QUIÉN NO DEBE TOMAR ESTAS PÍLDORAS?

El molnupiravir de Merck no está autorizado para niños porque podría interferir con su crecimiento óseo. Tampoco se recomienda para embarazadas debido a la posibilidad de defectos de congénitos. La píldora de Pfizer no se recomienda para pacientes con problemas graves de riñón o hígado. Tampoco sería la mejor opción para personas que toman medicamentos recetados.

¿CUÁNDO TOMAR Y DÓNDE PUEDO CONSEGUIR LAS PÍLDORAS?

Las píldoras deben empezar a tomarse lo antes posible, dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas. Se necesita la receta de un médico u otro profesional de la salud autorizado y el tratamiento dura cinco días.

¿FUNCIONARÁN LAS PÍLDORAS PARA LA VARIANTE ÓMICRON?

Se espera que las píldoras sean efectivas contra ómicron porque no se dirigen a la proteína de pico donde residen la mayoría de las mutaciones preocupantes de la variante. Las dos píldoras actúan de diferentes formas para evitar que el virus se reproduzca.