Las salas de emergencia se negaron a atender a mujeres embarazadas y una de ellas sufrió un aborto espontáneo en el baño del vestíbulo.

0
29

(AP) — Una mujer sufrió un aborto espontáneo en el vestíbulo de los baños de una sala de emergencias de Texas porque el personal de recepción se negó a admitirla. Otra mujer se enteró de que su feto no tenía latidos en un hospital de Florida, el día después de que un guardia de seguridad la expulsara de las instalaciones. Y en Carolina del Norte, una mujer dio a luz en un automóvil después de que la sala de emergencias no pudiera ofrecerle una ecografía. El bebé murió más tarde.

Las quejas de que mujeres embarazadas fueron rechazadas en las salas de emergencia de EE. UU. aumentaron en 2022 después de que la Corte Suprema de EE. UU. anuló Roe v. Wade, revelan documentos federales obtenidos por The Associated Press.

Los casos generan alarma sobre el estado de emergencia de la atención del embarazo en Estados Unidos, especialmente en estados que promulgaron leyes estrictas sobre el aborto y generaron confusión sobre el tratamiento que los médicos pueden brindar.

“Es impactante, es absolutamente impactante”, dijo Amelia Huntsberger, obstetra y ginecóloga en Oregón. “Es espantoso que alguien se presente en una sala de emergencias y no reciba atención; esto es inconcebible”.

Esto sucedió a pesar de los mandatos federales de que las mujeres reciban tratamiento.

La ley federal exige que las salas de emergencia traten o estabilicen a las pacientes que están en trabajo de parto activo y proporcionen un traslado médico a otro hospital si no tienen el personal o los recursos para tratarlas. Los centros médicos deben cumplir con la ley si aceptan fondos de Medicare.

La Corte Suprema escuchará el miércoles argumentos que podrían debilitar esas protecciones. La administración Biden ha demandado a Idaho por su prohibición del aborto, incluso en emergencias médicas, argumentando que entra en conflicto con la ley federal.

“A ninguna mujer se le debe negar la atención que necesita”, dijo en un comunicado Jennifer Klein, directora del Consejo de Política de Género de la Casa Blanca. “Todos los pacientes, incluidas las mujeres que atraviesan emergencias relacionadas con el embarazo, deben tener acceso a la atención médica de emergencia requerida en virtud de la Ley de Trabajo de Parto y Tratamiento Médico de Emergencia”.