Advertisement

Era el músico más grande de su tiempo, el ‘Rey del Pop’. Desde que dejara a sus hermanos los Jackson 5, con los que había cosechado enormes éxitos, Michael Jackson no dejaba de registrar récords: consiguió colocar 17 álbumes como números 1, su disco ‘Thriller’ es el más vendido de la historia (con este mismo disco logró 12 Grammys), tiene el videoclip más caro de todos los tiempos (‘Scream’, en el que cantaba con su hermana Janet, costó 11 millones de euros)…

Pero cuando gozaba de su enorme fama, cuando todavía incluso podía presumir de que su actuación en el intermedio de la Super Bowl de 1993 fuera histórica por que fuera vista por 135 millones de espectadores comenzaron los problemas para Jackson: el ídolo fue acusado de abusar sexualmente de menores, algo atroz que muchas personas tildaron como “imposible”.

Advertisemen

En agosto de 1993, la policía de Los Ángeles entró en ‘Neverland’, el rancho del cantante, para investigar la denuncia del padre de un menor que acusaba a Jackson de haber abusado sexualmente de su hijo. La historia dio la vuelta al mundo y se empezó a liar cuando se supieron los detalles: ‘Neverland’ se cerraba para que pudieran disfrutarla los niños sin recursos, pero cuando el artista no estaba de gira, pasaba temporadas con los pequeños. Luego su hermana La Toya también confirmó las acusaciones –aunque más tarde se retractó de ellas, diciendo que le había forzado su marido– y Jackson se vio obligado a emitir un comunicado televisado.

Un acuerdo de 23 millones de dólares acabó retirando la demanda de los tribunales, pero aparecieron muchos otros casos; entre ellos, los del documental que nos ocupa. En 1994, el juez decide el sobreseimiento de la causa contra Michael Jackson. Pero el daño ya estaba hecho.

‘Leaving Neverland’, que puedes ver en Movistar+ después de su exitoso estreno en el pasado Festival de Sundance, indaga en estos hechos y lo hace con los testimonios de Wade Robson y James Safechuck, dos de los niños – ahora adultos- que entraron en el exclusivo y privado mundo de Jackson, en su rancho de ‘Neverland’. Este documental es un retrato de la explotación, el engaño y el poder que la aclamada celebridad ejerció sobre ellos y también sobre sus familias.