Legisladores escépticos de EEUU interrogan a CEO de TikTok

0
79
El director general de TikTok, Shou Zi Chew, durante una audiencia ante legisladores de EEUU, el jueves 23 de marzo de 2023, en Washington. (Foto AP/Alex Brandon)

(AP) — El intenso interrogatorio de casi seis horas de duración al director general de TikTok, Shou Zi Chew, por parte de los legisladores de Estados Unidos no dejó más claro para los millones de usuarios estadounidenses de la red social si se prohibirá el uso de la aplicación en el país norteamericano.

Los legisladores presionaron el jueves a Chew sobre la seguridad de los datos de los usuarios y el contenido dañino, respondiendo con escepticismo a sus garantías de que la popular aplicación para compartir videos da prioridad a la seguridad de los usuarios y no debería prohibirse por sus vínculos chinos.

En un esfuerzo bipartidista para frenar el poder de una importante plataforma de redes sociales, legisladores republicanos y demócratas hicieron preguntas sobre diversos temas, entre ellos las prácticas de moderación de contenidos de TikTok, cómo planea la empresa proteger de Beijing los datos de los usuarios estadounidenses y su espionaje a periodistas.

Chew pasó gran parte de la audiencia tratando de rebatir las afirmaciones de que TikTok, o su empresa matriz china, ByteDance, son herramientas del gobierno chino. Pero no pudo responder preguntas incómodas sobre los abusos de derechos humanos cometidos por China contra los uigures, y pareció haber sido tomado de sorpresa por un video de TikTok mostrado por un legislador en el que se incitaba a la violencia contra la comisión de la Cámara de Representantes que llevó a cabo la audiencia.

La inusual comparecencia pública del singapurense de 40 años de edad se produce en un momento crucial para la compañía. TikTok ha alcanzado los 150 millones de usuarios en Estados Unidos en unos pocos años, pero su dominio se está viendo amenazado por un posible veto a nivel nacional y por los crecientes temores entre los funcionarios sobre la protección de los datos de los usuarios ante el gobierno comunista chino.

Para los legisladores, enfrentarse a TikTok también tiene su simbolismo, ya que ha sido arrastrada a una batalla geopolítica más amplia entre Beijing y Washington en torno al comercio y la tecnología, así como por las tensiones derivadas del reciente avistamiento de globos espía y de la relación de China con Rusia.

“Señor Chew, está usted aquí porque el pueblo estadounidense necesita saber la verdad sobre la amenaza que TikTok supone para nuestra seguridad nacional y personal”, dijo en su discurso de apertura la presidenta de la comisión, Cathy McMorris Rodgers.

Chew declaró ante el Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes que TikTok prioriza la seguridad de sus jóvenes usuarios y negó que suponga un riesgo para la seguridad nacional. Reiteró el plan de la empresa de proteger los datos de los usuarios estadounidenses almacenándolos en servidores que son operados y son propiedad de Oracle.

“Permítanme afirmarlo inequívocamente: ByteDance no es un agente de China ni de ningún otro país”, afirmó Chew.

Sin embargo, la empresa se ha visto acosada por señalamientos de que, al ser de propiedad china, los datos de los usuarios podrían acabar en manos del gobierno chino o podrían utilizarse para promover discursos favorables a los dirigentes comunistas del país.

En 2019, el periódico británico The Guardian informó que TikTok daba instrucciones a sus moderadores para que censuraran los videos que mencionaran la Plaza de Tiananmen o incluyeran imágenes desfavorables para el gobierno chino. La plataforma señaló que desde entonces ha cambiado sus prácticas de moderación.

Las inquietudes por la plataforma aumentaron cuando ByteDance reconoció en diciembre que había despedido a cuatro empleados que el año pasado accedieron a datos de dos periodistas, y de personas relacionadas con ellos, mientras intentaban descubrir la fuente de un informe filtrado sobre la compañía.

Consciente de su debilidad, TikTok ha intentado distanciarse de sus orígenes chinos, afirmando que el 60% de ByteDance es propiedad de inversores institucionales globales como el Carlyle Group.

“La propiedad no es un elemento central para la solución de estos problemas”, afirmó Chew.

Pero para muchos otros sí lo es. El gobierno del presidente Joe Biden ha exigido a los propietarios chinos de TikTok que vendan su participación en la empresa para evitar una prohibición nacional, según reportes de prensa. China ha dicho que se opondrá a esos intentos. Mientras tanto, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo en una audiencia separada de la comisión el jueves que cree que TikTok representa una amenaza para la seguridad y que “se le debe poner fin de una manera u otra.”

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que “todo el mundo estaba pendiente” de la audiencia sobre TikTok en la Casa Blanca. Pero se negó a hablar sobre las medidas específicas que el gobierno tomaría para hacer frente a sus preocupaciones en torno a TikTok.