Líder de Consejo Mundial Iglesias visita Cuba para fortalecer relaciones con comunidad cristiana

0
55

(AP) — El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Jerry Pillay, inició el domingo una visita a Cuba con la que espera fortalecer las relaciones con la comunidad cristiana local, al tiempo en que aseguró que no le han llegado reportes sobre violaciones a la libertad religiosa en la isla, como denunció un informe estadounidense y de algunos creyentes.

Pillay predicó durante un culto en la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba en el cual estuvo el estadounidense Ryan Smith, representante de la organización ante las Naciones Unidas y Peter Prove, encargado de asuntos internacionales y derechos humanos, quienes acompañan su comitiva.

“No hemos recibido directamente ningún reporte (sobre violaciones a los derechos religiosos)”, en Cuba, dijo el reverendo en declaraciones a The Associated Press luego de la ceremonia. “Pero seré honesto al decir que en todos los contextos y en todos los países en el mundo siempre hay desafíos en que ciertos gobiernos no dan la libertad a ciertas iglesias y a ciertas tradiciones cristianas, pero esto no significa, necesariamente, que haya una oposición a la libertad de religión”, agregó.

Cuba tuvo un serio enfrentamiento con las iglesias durante los años 70 y 80 sobre todo al calor de su alianza ideológica con los países comunistas de Europa del Este, pero en los 90 una reforma constitucional y el acercamiento entre las autoridades y los creyentes abrió las puertas para un amplio ejercicio de los cultos.

Líderes religiosos incluso formaron parte desde entonces de la Asamblea del Poder Popular, el Parlamento.

El CMI es la más destacada organización ecuménica mundial y cuenta con siete décadas de fundada. Representa a unos 600 millones de creyentes de más de 100 países.

En la isla, tiene relaciones con el Consejo de Iglesias de Cuba, que agrupa a casi 30 de las denominaciones cristianas presentes en la nación caribeña, desde el Ejército de Salvación y los Cuáqueros, pasando por pentecostales, luteranos y presbiterianos, hasta la Iglesia Ortodoxa Griega.

Un informe anual del Departamento de Estados de Estados Unidos sobre libertad religiosa dado a conocer a mediados de año reiteró su “preocupación” por lo que calificó como graves violaciones a la libertad en esta materia en la isla y acusó al gobierno cubano de detener y hostigar a los pastores o creyentes impidiendo su actividad incluso obligándolos a emigrar del país.

El reporte norteamericano acusó a Cuba por tener encarcelados a religiosos y practicantes como consecuencia de haber protestado en 2021, en lo que fueron las primeras manifestaciones en dos décadas en la isla y algunas de las cuales terminaron en actos vandálicos.

Por su parte, grupos de religiosos —sobre todo de denominaciones neo-pentecostales— suelen señalar a Cuba por impedirles ejercer sus ministerios, aunque las autoridades cubanas insistieron en que sólo aplican las legislaciones vigentes que estos incumplen.

En otros temas, el reverendo Pillay también manifestó sentirse preocupado por el impacto de las sanciones de Estados Unidos contra la isla, que según dijo “causa tanto daño sobre todo en el aspecto económico en este país”.

Además, “la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo (de Estados Unidos) provoca también sufrimiento, limitaciones y carencias al pueblo y por tanto el Consejo Mundial de Iglesias, conociendo que no es el caso, se ha pronunciado enérgicamente contra la inclusión”, agregó.

Cuba atraviesa una dura crisis económica de la que no pudo salir en los últimos años a partir de las consecuencias de la COVID-19 y un incremento del embargo estadounidense. El escenario se caracterizó por desabastecimiento, largas colas y un boom migratorio.

Pillay pasó antes de venir a la isla por Colombia y destacó que la nación sudamericana busca salir adelante en el proceso de paz. El CMI fue invitado a participar como facilitador del proceso, expresó.

El reverendo estará en la isla hasta el martes y tiene previsto además reuniones con líderes religiosos locales y creyentes.