Advertisement

(AP) — El líder del sindicato de peloteros Tony Clark dio un paso extraordinario el lunes, al considerar que los fanáticos al béisbol deberían preguntarse si tiene sentido comprar entradas para los juegos de algunos equipos.

Clark respondió así a las afirmaciones del comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, quien criticó a los peloteros por no adaptar sus exigencias económicas a un mercado transformado por el análisis avanzado de estadísticas.

Advertisemen

Destacados agentes libres, como Bryce Harper, Manny Machado, Craig Kimbrel y Dallas Keuchel, seguían sin firmar contrato hasta el lunes, día en que comenzaron los entrenamientos de pretemporada. Ello ha generado tensión entre los peloteros y los dueños de los equipos, justo en momento en que se negocian las propuestas del comisionado para establecer un reloj que limite el tiempo que tardan los pitchers para hacer sus lanzamientos.

El sindicato respondió con una lista más amplia de cambios, la cual incluye iniciativas económicas, como la de expandir el uso del bateador designado a la Liga Nacional y la de alterar el draft amateur para hacer que la reconstrucción de planteles resulte menos atractiva.

“Los mercados cambian”, dijo Manfred el domingo. “Hemos tenido muchos cambios en este deporte. La gente piensa diferente acerca de los peloteros. Analiza a los jugadores de forma diferente. Negocia diferente”.

En 2016, Clark encabezó las negociaciones de un contrato colectivo por cinco años. Ahora, los peloteros han manifestado su descontento por un frío mercado de agentes libres, un fenómeno que se ha observado en dos años seguidos.

Ante la falta de ofertas, muchos veteranos terminan por aceptar recortes significativos en los salarios y otros siguen sin contrato.

“Los ojos no engañan a los peloteros ni a los fanáticos”, dijo Clark el lunes en un comunicado. “En momentos en que los peloteros se presentan en los entrenamientos de pretemporada y que vemos a respetados veteranos y a valiosos compañeros marginados, es correcto sentir frustración por un ataque que lleva dos años contra la agencia libre”.

“Los peloteros se comprometen en cada lanzamiento, en cada turno al bate y en cada inning de cada juego. Sin embargo, operamos en un ambiente en que un número creciente de clubes parece hacer pocos esfuerzos por mejorar sus nóminas, competir por un campeonato o justificar el precio de un boleto”.

El promedio de afluencia a los parques ha caído durante tres temporadas consecutivas. El año pasado se ubicó en menos de 30.000 por duelo, algo que no ocurría desde 2003.

Los jugadores rechazaron una propuesta del comisionado para establecer el reloj de lanzamientos antes de las temporadas de 2017 y 2018. La oficina tomó la decisión unilateral de experimentar con el reloj durante la pretemporada.

Manfred se ha mostrado sin embargo reticente a realizar cambios en las reglas de la temporada regular sin el consentimiento de los jugadores.

En tanto, los peloteros se han vuelto más extrovertidos para criticar el lento paso en la firma de contratos, y han mencionado la posibilidad de que estalle una huelga en 2022.