Advertisement

(AP) — Los líderes mundiales que participan en la cumbre del Grupo de los 20 en Japón están confrontándose en torno a los valores que han servido durante décadas como la base de su cooperación.

El presidente de la Unión Europea, Donald Tusk, criticó el viernes al presidente ruso Vladimir Putin por insinuar en una entrevista con el periódico Financial Times que el liberalismo era “obsoleto”.

Advertisemen

En una declaración a los reporteros, Tusk dijo: “Estamos aquí como europeos también para defender y promover en forma firme e inequívoca la democracia liberal”.

“Lo que a mí me parece realmente obsoleto son: el autoritarismo, los cultos a la personalidad, el gobierno de los oligarcas. Incluso si en ocasiones pudieran parecer eficaces”, agregó.

Mientras el presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping, Putin y otros líderes se entrevistaban al margen de la cumbre, Tusk le dijo a los reporteros que ese tipo de comentarios dejan entrever una creencia de que “las libertades son obsoletas, que el estado de derecho es obsoleto y que los derechos humanos son obsoletos”.

Putin le dijo al Financial Times que “la idea liberal se ha vuelto obsoleta. Ha entrado en conflicto con los intereses de la abrumadora mayoría de la población”.

Elogió a Trump por sus medidas para intentar detener el flujo de migrantes y de drogas provenientes de México, y dijo que el liberalismo “presupone que no se requiere hacer nada. Que los migrantes pueden matar, saquear y violar con impunidad porque los derechos de los migrantes tienen que ser protegidos”.

Los líderes del G-20 están reuniéndose en una época de profundas tensiones en torno al comercio, la globalización y el acuerdo nuclear con Irán, el cual está a punto de venirse abajo.