Advertisement

Como la industria celular está en una época de poco crecimiento, los próximos lanzamientos deben planificarse muy bien para que los usuarios tengan la percepción de una verdadera innovación en los nuevos modelos y que no se trate solamente de un cambio cosmético. Ya ha ocurrido en el pasado con marcas exitosas como Galaxy S5, que se diferenciaba muy poco de su predecesor y provocó un retroceso para Samsung en su penetración de mercado.

Dicho esto, se ha abierto una discusión interesante sobre el próximo iPhone 7, con puntos de vista enfrentados sobre lo que significará para Apple el lanzamiento del iPhone en el último trimestre de esta año. Por supuesto, estamos hablando de mucha especulación, dado el velo de secreto que Apple logra –en buena medida– sobre sus lanzamientos futuros.

Advertisemen

La opinión más pesimista sobre el iPhone 7 viene de analistas ligados al índice japonés Nikkei, que parten de la premisa de que Apple no incorporará suficiente innovación en el nuevo modelo, lo cual afectaría muy negativamente las ventas, pero no ofrecen ningún soporte para esa tesis de “ausencia de características revolucionarias”. En otros artículos se comentan las fotos supuestamente filtradas de prototipos del iPhone 7 en las que se aprecia un diseño muy cercano a los del iPhone y el S6. Para algunos medios es lógico asumir que no hay cambios revolucionarios en el nuevo iPhone.

En otros medios se enfatiza sobre el avance de la plataforma Android y la mejora notable del hardware, lo cual obligará a Apple a igualar o superar estos avances.

Lo que se dice del iPhone 7