Los 11 detenidos en el Zócalo dejan la cárcel

El juzgado decimoséptimo de distrito en el estado de Veracruz, con residencia en Xalapa, dictó auto de libertad por falta de elementos a favor de los once detenidos en la capital del país en la marcha del 20 de noviembre, debido a la insuficiencia de pruebas aportadas por el Ministerio Público de la Federación para acreditar los delitos de tentativa de homicidio, asociación delictuosa y motín.

Por medio de un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal dio a conocer la resolución judicial en la cual se reclasificó el delito de homicidio en grado de tentativa que pesaba sobre los detenidos por el de lesiones.

Las pruebas aportadas por el Ministerio Público “no demuestran la intención de privar de la vida al agente de la autoridad y tampoco que se ejecutaron actos idóneos encaminados directa e inmediatamente para la realización del delito de homicidio”, señala el documento.

Asimismo, establece que “de las declaraciones de los mismos elementos adscritos a la División de Fuerzas Federales de la Policía Federal, se advierte que muchos de los golpes que propinaban los agresores daban en el escudo y equipo de protección del ofendido, causándose daños ellos mismos; de modo que no resulta lógico deducir que si unas personas pretenden privar de la vida a otra, se hagan daño ellas mismas”.

El órgano jurisdiccional también advirtió inconsistencias en las declaraciones de los agentes aprehensores, ya que el número inicial de “alborotadores” no es el mismo en todo momento.

“Otro aspecto que genera inverosimilitud en el dicho de los agentes aprehensores, deriva de que en su intervención para salvar a su compañero de la agresión tumultuaria, los activos del delito llevaban piedras, palos y bombas molotov, así como petardos, pero no fueron asegurados esos objetos para tener la certeza de su existencia”, estableció el juez.

NO SE CONOCÍAN ENTRE SÍ. En cuanto a la imputación del delito de asociación delictuosa y motín, dictaminó que ésta no se ajusta a las reglas de la lógica básica, motivo por el cual no puede asignársele el valor demostrativo. “Los imputados declararon no conocerse entre sí ni pertenecer a ningún grupo delictivo. La realidad es que ninguno de ellos reconoció haberse encontrado en el lugar específico donde ocurrieron los hechos”.

El Juzgado de distrito consideró que no hay prueba suficiente que evidencie que los indiciados se ubican en las circunstancias de modo, tiempo y lugar de ejecución del delito de motín.

Y añade que, por tanto, para establecer el delito de referencia es necesario que el Ministerio Publico demuestre que la agrupación efectivamente generó violencia, así como que la finalidad de esa conducta era la de causar un menoscabo a la autoridad del Estado o presionar a éste, a fin de que tome una decisión en determinado sentido.

Por efecto de la resolución fueron giradas boletas de libertad en favor de las tres mujeres que se encuentran recluidas en el centro Federal de Readaptación Social de Tepic, en Nayarit, y los ocho varones recluidos en Villa Aldama, Veracruz.

Y se giró igualmente oficio al cónsul general de Chile en México, por haber solicitado asistencia consular uno de los indiciados de nacionalidad chilena, Laurence Maxwell Ilabaca.

Los 11 detenidos en el Zócalo dejan la cárcel

Similar Articles

Comments

Noticias recientes