Los ataques de Trump a la justicia tras su juicio podrían ser útiles para autócratas como Putin

0
20

Después de su histórico veredicto de culpabilidad en un caso sobre pagos para silenciar historias, Donald Trump atacó el sistema de justicia penal en Estados Unidos e hizo comentarios infundados sobre un juicio “amañado”, que recordaba a comentarios del Kremlin.

“Si pueden hacerme esto a mí, pueden hacérselo a cualquiera”, dijo Trump el viernes en declaraciones desde la torre que lleva su nombre en Nueva York. A miles de millas de distancia, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, estaba probablemente “frotándose las manos con alegría”, dijo Fiona Hill, exasesora de alto nivel de seguridad nacional en la Casa Blanca que trabajó con tres presidentes estadounidenses, incluido Trump.

Hill y otros analistas dijeron que los ataques de Trump podrían ser útiles para Putin y otros autócratas que intentan mejorar su imagen antes sus ciudadanos, quizá influir en las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, en las que Trump es el probable candidato republicano, y socavar la influencia global de Washington.

Algunos países autócratas se apresuraron a expresar su apoyo a Trump.

Moscú se mostró de acuerdo con la opinión de Trump sobre el veredicto del jueves, que el vocero del Kremlin Dmitri Peskov describió de “eliminación de rivales políticos por todos los medios legales e ilegales”. Putin dijo en septiembre que el procesamiento de Trump era una venganza política que “muestra la podredumbre del sistema político estadounidense”.

Tras el veredicto, el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, llamó a Trump un “hombre de honor” y le instó a “seguir peleando”.

El periódico Global Times, un medio estatal chino, sugirió que la condena de Trump agrava la naturaleza “absurda” de las presidenciales de este año en Estados Unidos, y añadió que agravaría el extremismo político y terminaría con “más caos y desorden social”.

Es especialmente probable que Putin vea los últimos acontecimientos como una oportunidad, según los analistas. Hace mucho que intenta aumentar las divisiones en las sociedades occidentales en un intento de fomentar una visión rusa del mundo. Desde la invasión de Ucrania y antes de cruciales elecciones en varios lugares de Occidente este año, Rusia ha sido acusada de realizar múltiples sabotaje y atacar a disidentes en el extranjero para agravar la ansiedad y sembrar la discordia.