Los Tiempos Cambian

Es lógico que las etapas de la vida son diferentes. Tiempos en los que
vivimos tranquilos, felices, deseando cosas mejores cada día.  Otros
en los que tuvimos que soportar dolores, angustias, injusticias.
En los que no queríamos ni siquiera soñar y éramos apáticos, tímidos, desconfiados.

A medida que fuimos evolucionando en nuestro nivel personal, en los
aspectos sociales, académicos, emocionales, espirituales empezamos a
analizar y a comparar unas cosas con otras. ¿Crecimos realmente?
¿comprendimos exactamente qué debemos valorar, conservar y sobre
todo agradecer?

Encontré algo muy interesante, autor desconocido que tiene por título

“ACUÉRDATE DE LO BUENO”

“Cuando el cielo esté gris, acuérdate cuando lo viste profundamente azul.
Cuando sientas frío piensa sólo en un sol radiante que ya te ha calentado.
Cuando sufras una gran derrota, acuérdate de tus triunfos y de tus logros.
Cuando necesites amor revive tus experiencias de afecto y ternura.
Acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría.
Recuerda los regalos que te han hecho, los besos que te han dado, los
paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han emanado.
Si esto has tenido lo podrás volver a tener y lo que has logrado lo podrás
volver a ganar.
Alégrate de lo bueno que tienes y compártelo con los demás; desecha los recuerdos tristes y dolorosos, no te lastimes más.
Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en lo verdadero.
Recorre tu vida y detente en donde hayan bellos recuerdos y emociones sanas
y vívelas otra vez.
Visualiza aquel atardecer que te emocionó.  Revive esa caricia espontánea
que se te dio.
Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido, piensa y vive el bien.
Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes y sólo ¡tú decides cuáles
has de volver a mirar”!

Los tiempos cambian

Similar Articles

Comments

Noticias recientes