Advertisement

No es secreto para nadie que los Yankees de Nueva York detestan el lugar en el cual se encuentran actualmente.

Mejor dicho: los encargados de tomar decisiones en la organización de los Bombarderos del Bronx abiertamente muestran su disgusto por encontrarse en segundo lugar en la División Este de la Liga Americana, por debajo de sus encarnizados rivales, los Medias Rojas de Boston, que han logrado abrir una brecha de 5 ½ juegos en la división.

Advertisemen

“No, no me gusta nuestra posición”, expresó el gerente general de los Yankees Brian Cashman. “Quiero estar donde se encuentran ellos en estos momentos”.

“Están por delante de nosotros. Son el equipo que estamos persiguiendo. Son el equipo que queremos superar”.


Quizás eso explique el tema común que se puede ver en los mayores movimientos hechos por Cashman en plena fecha límite de cambios: Los tres lanzadores adquiridos por él cuentan todos con números importantes contra los Medias Rojas.

Hay buenos motivos para mantenerse concentrado en vencer a Boston. Con 10 juegos por disputar, comenzando con una serie a cuatro partidos en Fenway Park que iniciará en la noche del jueves, el destino de la división podría depender de los cotejos que aún faltan por definir entre ambas franquicias.

¿Pueden alcanzar los Yankees a los Medias Rojas? La respuesta podría determinarse por algunos factores que han cambiado desde que estos clubes jugaron hace un mes.

Fecha límite de cambios
Yankees: Pitcheo, pitcheo y más pitcheo fue el gran objetivo de Nueva York antes de la fecha límite de cambios sin pasar por waivers del martes. Tras adquirir la semana pasada al relevista zurdo Zach Britton, proveniente de Baltimore, los Yankees agregaron al abridor siniestro J.A. Happ de Toronto el jueves. A principios de semana, Lance Lynn llegó de Minnesota para incorporarse al bullpen, dándole así al equipo un relevista largo con experiencia como abridor. Lynn podría servir además como sexto abridor mientras los Yankees luchan por superar su actual periodo de 20 partidos en 20 días.

Los Medias Rojas fueron un factor clave que incidió en dichos movimientos. Britton tiene 14 rescates de por vida contra los Red Sox. Lynn ha sumado efectividad de por vida de 1.80 contra ellos. Por su parte, Happ tiene efectividad de 0.84 en par de aperturas esta temporada contra Boston y marca de 7-4 en 18 aperturas de por vida contra Boston.

Medias Rojas: Más importante que esos 14 rescates es el hecho de que Britton, según informes, formaba parte de los planes de negociaciones de Boston antes de que los Yankees se les adelantaran. Si bien los abridores principales de los Medias Rojan despiertan mayor atención, el bullpen en su mayor parte ha tenido buen desempeño. Aún así, con todo y la fortaleza mostrada ocasionalmente por los relevistas de Boston, siempre queda a la zaga del bullpen de Nueva York y el de Houston en las categorías de efectividad y hits permitidos. Conseguir una sinker del calibre de la mostrada por Britton habría representado un impulso importante.


Por su parte, Boston adquirió a Nathan Eovaldi proveniente de Tampa Bay para insertarlo en la rotación abridora. El ex miembro de los Yankees también había despertado interés por parte de los del Bronx con miras a la fecha límite. Los Medias Rojas también adquirieron a Ian Kinsler, proveniente de los Angelinos. La presencia de Kinsler les aporta a un veterano infielder ganador del Guante de Oro que les ayude a asimilar la pérdida del camarero Dustin Pedroia. Pedroia podría no estar listo para regresar al terreno sino hasta los momentos finales de la temporada (si puede regresar) tras haber aparecido en solamente tres encuentros en la presente campaña, debido a una lesión en una de sus rodillas.