Maestros dan clases en aulas semivacías por COVID-19

0
102
Esta foto muestra a Daniel Santos, un profesor de historia de una escuela secundaria durante una clase en noviembre de 2021, en Houston. (Cortesía de Daniel Santos vía AP)

Los profesores de Estados Unidos están dando clases en aulas semivacías en las que hasta la mitad de los alumnos están ausentes debido a que han estado expuestos al COVID-19 o porque sus familias los mantienen en casa para evitar contagios.

Estas ausencias generalizadas no han hecho más que ahondar las dificultades para que los alumnos se mantengan encarrilados en sus estudios durante otro año escolar afectado por la pandemia.

En el distrito más grande del país, la asistencia es tan baja que el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, revocó el miércoles su compromiso de mantener a los niños en las escuelas, y dijo que sopesaría la posibilidad de autorizar que se vuelva a impartir algún tipo de enseñanza en forma virtual.

“Esto está afectando realmente el aprendizaje. Si un día tienes tres niños en tu clase y se supone que tienes 12, tienes que volver a enseñar todo dos semanas después, cuando esos niños regresen”, dijo Tabatha Rosproy, una profesora de Olathe, Kansas, y Maestra del Año en Estados Unidos en 2020.

Algunos de los sistemas escolares más grandes del país informan de tasas de ausentismo del 20% o poco más, y ciertos planteles registran porcentajes mucho más altos de alumnos ausentes.

Las escuelas del condado Clark en Nevada, que incluye a Las Vegas, suelen tener un 90% de asistencia, pero esa cifra ha bajado a 83%. En Seattle, la asistencia ha sido del 81% en promedio desde el regreso de las vacaciones de invierno. Las escuelas públicas de Los Ángeles registraron el martes —primer día de clases tras las vacaciones— la ausencia de cerca del 30% de los más de 600.000 alumnos del distrito.

En Nueva York, aproximadamente el 76% de los cerca de 1 millón de estudiantes de las escuelas públicas de la ciudad estaban en clase el miércoles, y algunas escuelas informaron que más de la mitad de sus estudiantes habían faltado.

Adnan Bhuiyan, de 17 años, ha sido uno de los siete u ocho alumnos presentes en clases que normalmente tienen un total de 30 estudiantes en la Bronx Latin School. Gran parte de la primera semana tras las vacaciones se la pasó en períodos libres, preguntándose por qué estaba allí.

Los alumnos a los que se les han dado pruebas diagnósticas de COVID-19 para que las lleven a casa las han usado y han dado positivo en la escuela, dijo, y muchos están nerviosos por haber estado expuestos.