Médicos: Hamlin muestra mejoría y se comunica

0
16
Un retrato de Damar Hamlin, safety de los Bills de Buffalo, aparece colgado frente al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati, el jueves 5 de enero de 2023, cuatro días después de que se le internó por un paro cardíaco (AP Foto/Joshua A. Bickel)

(AP) — Damar Hamlin ha comenzado a comunicarse por escrito con su familia y otras personas que han estado junto a su cama de hospital desde el lunes, cuando el jugador de los Bills de Buffalo sufrió un paro cardiaco en pleno partido, informaron los médicos el jueves.

Y la primera pregunta del safety fue: “¿Ganamos?”.

“La respuesta es sí, Damar. Ganaste. Ganaste el partido de tu vida”, dijo el doctor Timothy Pritts durante una conferencia telefónica de prensa desde el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati (UC), adonde fue trasladado Hamlin de emergencia tras desplomarse y recibir resucitación cardiopulmonar en el terreno de juego, durante el encuentro de los Bills ante los Bengals de Cincinnati.

Hamlin sigue críticamente enfermo y en la unidad de terapia intensiva del hospital. Sin embargo, comenzó a despertar el miércoles por la noche, y parece que sus funciones cerebrales están intactas, lo cual significa que puede entender órdenes, responder a éstas y moverse, afirmó Pritts.

“Tiene todavía un progreso significativo por lograr, pero esto marca un vuelco realmente bueno en la atención que recibe” comentó el médico.

“La primera pregunta que escribió cuando comenzó a despertar fue: ‘¿ganamos?’”, relató Pritts. “Así que sabemos que no es sólo que las luces se han encendido, sino que sabemos que él está en casa. Y parece que todos los cilindros funcionan en su cerebro, lo cual es muy gratificante para todos nosotros”.

El doctor William Knight IV dijo que los médicos no han determinado todavía la causa del paro cardíaco. Se realiza todavía una serie de pruebas.

Igualmente, es muy pronto para decir si Hamlin podría regresar al fútbol americano tras un proceso de rehabilitación, dijo Knight.

La información surgió en la jornada en que los Bills volvieron a las prácticas normales por primera vez desde que el corazón de Hamlin dejó de latir, un instante luego de derribar a un adversario en el primer cuarto del encuentro.

El partido se suspendió y no se reanudará, dijeron a The Associated Press dos personas cercanas a la decisión. Ambas solicitaron permanecer anónimas porque la liga no define todavía el procedimiento para asignar los puestos de preclasificados en los playoffs.

Cualquier cambio en este sentido o en el calendario debe recibir el visto bueno del sindicato de jugadores de la NFL.

Hamlin, originario del área metropolitana de Pittsburgh y quien está en su segundo año dentro de la NFL, pasó los últimos dos días sedado y en estado crítico.

Pritts dijo que las muestras de mejoría neurológica comenzaron el miércoles por la noche, cuando Hamlin despertó gradualmente. El resto de su cuerpo va sanando.

No obstante el deportista no puede hablar todavía, dado que tiene un tubo de respirador insertado en la garganta.

Knight atribuyó a la rápida respuesta de los médicos el hecho de que Hamlin esté salvando la vida.

Explicó que un médico estaba a un lado del jugador un minuto después de su colapso, y reconoció que no había pulso. Knight dijo que Hamlin requirió maniobras para reanimar su corazón en el campo de juego.

“El camino de los últimos tres días ha sido largo y difícil… Él ha tenido una mejoría bastante notable” afirmó Knight.

“Grandes noticias”, opinó el presidente Joe Biden en un tuit. “Damar, como le dije a tu mamá y a tu papá ayer, Jill y yo, junto con todo Estados Unidos, oramos por ti y por tu familia”.

Los Bills se preparan para recibir el domingo a los Patriots de Nueva Inglaterra. Buscarán concentrarse en el encuentro, en momentos en que muchos jugadores están todavía conmocionados por haber visto el colapso de su compañero, sin pulso.

El martes, tras la suspensión del partido, los Bills regresaron a Buffalo. Un día después, sostuvieron reuniones y realizaron una práctica sin contacto físico ni permiso para que asistiera la prensa.