Médicos republicanos dan malos consejos sobre vacunaciones

0
74
Foto del 20 de septiembre de 2021 del senador republicano Roger Marshall hablando en una audiencia de la Comisión de Salud del Senado de Estados Unidos. (Greg Nash/Pool vía AP)

(AP) — El republicano Roger Marshall no deja que nadie olvide que es médico, poniendo “Doc” en el membrete de sus notas de prensa en el Senado, pero médicos y otros expertos dicen que cuando habla sobre las vacunas contra el COVID-19, lo que dice el senador suena mucho más como un político que como un doctor.

Marshall ha hecho comentarios sobre vacunas e inmunidad que contradicen el consenso médico y las directrices del gobierno estadounidense. Se está oponiéndose activamente a los requerimientos de vacunación del presidente Joe Biden, argumentando que violan las libertades de las personas y dañan la economía. Él ha admitido que está experimentando en sí mismo un tratamiento no demostrado contra el coronavirus.

Las posiciones de Marshall están llevado al senador novicio y obstetra a los márgenes médicos, pero tiene la compañía de otros doctores, dentistas y farmacéuticos republicanos en el Congreso, varios de los cuales están diseminando consejos médicos dudosos sobre la pandemia.

Los críticos dicen que los comentarios de esos legisladores son peligrosos e inmorales y que el título médico de Marshall confiere una percepción de conocimientos que tiene peso entre los constituyentes y otros congresistas.

“Él tiene un papel enorme en el asunto porque es médico y senador”, dijo Arthur Caplan, fundador de la división de ética médica en la Universidad de Nueva York y director de un programa de ética de vacunaciones. “Él tiene una responsabilidad poderosa de hacer lo correcto”.

Marshall dice que él está plenamente vacunado y que ha alentado a sus pacientes a recibir las inyecciones de refuerzo. Él y otros médicos republicanos en el Congreso se presentaron en una campaña de servicios públicos del Congreso en abril para exhortar a las personas a vacunarse, pero eso fue antes que los mandatos de vacunación decretados por Biden provocaran a la base conservadora del partido y tuvieran a activistas pronosticando que la oposición pudiera ayudar a llevar a los republicanos al poder en el Congreso en 2022.

Además, eso fue antes de que las escuelas reabrieran sus puertas en el otoño y padres furiosos inundaran las reuniones de las juntas escolares con protestas ruidosas contra los mandatos de uso de mascarillas.

“Las elecciones intermedias se centran en animar a la base”, dijo Gregg Keller, un estratega republicano que reside en San Luis, Missouri, y que ha trabajado para grupos conservadores y el senador Josh Hawley, de Missouri. “Los republicanos están enardecidos”.

Sondeos recientes indican que alrededor de la mitad de los estadounidenses —apenas suficientes para una mayoría— están en favor de requerir que los trabajadores en las compañías grandes se vacunen o se sometan a pruebas semanales. Biden además requirió que las fuerzas armadas, los contratistas del gobierno y los trabajadores de salud estén vacunados.