Advertisement

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, hizo un llamado a acabar con la política de separación de los padres e hijos que ingresan ilegalmente al país desde la frontera con México.

La esposa del presidente “cree que necesitamos ser un país que respeta las leyes, pero también un país que gobierna con corazón”, dijo su portavoz en un comunicado.

Advertisemen

Melania Trump sorprendió al romper su silencio habitual y decidir opinar sobre una de las cuestiones más discutidas actualmente de la política del país.

Añadió que “odia ver niños separados de sus familias y espera que ambos lados [republicanos y demócratas] puedan finalmente unirse para lograr una reforma migratoria exitosa “.

Sus comentarios llegan después de la creciente controversia por la política de “tolerancia cero” de Donald Trump al respecto.

En un reciente período de seis semanas se registró la separación de casi 2.000 familias.

Los adultos que intentan cruzar la frontera, muchos con la intención de solicitar asilo, son puestos bajo custodia y se enfrentan a un proceso penal por entrar de manera ilegal.

Como consecuencia, cientos de menores de edad son alojados en centros de detención y se les mantiene alejados de sus padres. Grupos de derechos humanos criticaron duramente esta medida por considerar que no tiene precedentes.

Donald Trump responsabiliza de la situación a una ley que asegura haber heredado de los demócratas, y este sábado les instó a trabajar con los republicanos para crear nuevas leyes.