Advertisement

La primera dama de Estados Unidos Melania Trump no acompaña este fin de semana al presidente Donald Trump a la residencia de descanso de Camp David, con lo que ya suman 22 días consecutivos desde que fue vista en público por última vez.

Se esperaba que el presidente Trump partiera de la Casa Blanca la tarde del viernes para un fin de semana en el sitio de descanso presidencial en Maryland. La primera dama, en tanto, se quedará en la Casa Blanca durante el fin de semana.

Advertisemen

El 14 de mayo, ella fue ingresada en el centro médico militar Walter Reed National por lo que su portavoz Stephanie Grisham describió en un comunicado de prensa como “un procedimiento de embolización para tratar una afección renal benigna”.

La intervención resultó “exitosa y no hubo complicaciones”, según Grisham, pero Trump permaneció en el hospital durante casi una semana.

Ella no ha vuelto a ser vista en público desde tempranas horas del 10 de mayo, cuando acompañó al presidente en la Base de la Fuerza Aérea Andrews para recibir a tres estadounidenses que habían sido detenidos en Corea del Norte. No obstante, ella ha hecho varias publicaciones en redes sociales desde la intervención.

La ausencia de la muy reservada primera dama ha provocado una especulación generalizada y teorías de la conspiración.

“Veo que los medios están trabajando horas extra especulando dónde estoy y qué estoy haciendo. ¡Tranquilos, estoy aquí en la Casa Blanca con mi familia, sintiéndome muy bien y trabajando arduamente por los niños y el pueblo estadounidense!”, tuiteó a principios de la semana.

No está claro cuándo Melania Trump reaparecerá en publico, pero Grisham insistió el viernes que “ella está bien, va muy bien”.