Migrantes desconcertados e inseguros mientras comienzan deportaciones bajo nueva normativa en EEUU

0
16

(AP) — Abigail Castillo estaba a punto de cruzar la frontera de Estados Unidos de manera ilegal cuando escuchó que el presidente Joe Biden estaba deteniendo el asilo. De todos modos, continuó, caminando horas a través de las montañas al este de San Diego con su hijo pequeño, esperando que no fuera demasiado tarde.

“Escuchaba que lo iban a hacer o que lo estaban finalizando”, dijo Castillo, de 35 años, el miércoles mientras ella y su hijo eran escoltados hacia una camioneta de la Patrulla Fronteriza con unas dos docenas de personas más procedentes de Brasil, Ecuador y su pueblo en el estado sureño mexicano de Oaxaca, del cual dijo haberse ido debido a la violencia que lo azota.

Habían perdido el plazo y ahora estaban sujetos a la nueva regla de deportación.

Su sensación de incertidumbre prevaleció entre muchos migrantes después de que Biden invocara poderes presidenciales para detener el procesamiento de asilo cuando las detenciones por cruces ilegales superan las 2.500 en un día. La medida entró en vigor a las 12:01 a.m. del miércoles porque se alcanzó ese umbral.

Dos funcionarios de alto rango del Departamento de Seguridad Nacional confirmaron que las primeras deportaciones bajo la nueva regla se realizaron el miércoles, aunque no dijeron cuántas personas fueron deportadas. Los funcionarios hablaron con los periodistas bajo la condición de que sus nombres no se usaran, en conformidad con las regulaciones.

Sergio Franco, quien sostenía a su bebé después de un viaje de casi dos meses desde Ecuador con su familia, caminando a través de la peligrosa región del Darién en la frontera entre Colombia y Panamá, dijo que confiaba en que prevalecería en su súplica para encontrar un refugio seguro en Estados Unidos.

“Mientras nosotros tengamos las pruebas suficientes, no habría problema”, comentó mientras subía a la camioneta con Castillo y los demás.