Muere a los 33 años Naya Rivera de “Glee”

(AP) — Naya Rivera, una cantante y actriz que interpretó a una porrista gay en la popular comedia musical “Glee” fue encontrada muerta el lunes en un lago del sur de California. Tenía 33 años.

El cadáver de Rivera fue hallado seis días después de que desapareció en el Lago Piru, donde su hijo Josey, fue encontrado solo el 8 de julio en un bote que habían rentado ambos, dijo la oficina del departamento de policía del condado de Ventura. La oficina confirmó que los restos eran de Rivera.

“Descansa dulcemente, Naya. Qué fuerza eras”, escribió su compañera de reparto de Glee Jane Lynch en Twitter. Steven Canals, quien cocreó y produjo la serie de FX “Pose”, tuiteó que sentía “el corazón roto por todas las historias que no serán contadas”.

Rivera comenzó a actuar a temprana edad pero saltó a la fama internacional interpretando a una adolescente lesbiana en “Glee”, que se transmitió de 2009 a 2015 en Fox. Le sobreviven sus padres Yolanda y George; su hermano menor Mychal; su hermana Nickayla, y su hijo de 4 años.

“Naya Rivera era un talento feroz con tantas cosas más por hacer, esta es una tragedia terrible. Siempre estaremos agradecidos por la increíble contribución que hizo a ‘Glee’ desde el primer episodio hasta el último”, dijeron 20th Century Fox TV y Fox Entertainment en un comunicado.

Originaria de Santa Clarita, California, Rivera comenzó a actuar a los 4 años y participó en series como “The Fresh Prince of Bel-Air”, “Family Matters” y “The Bernie Mac Show”. Cuando era adolescente sufrió desórdenes alimenticios y le colocaron implantes de senos a los 18 años (“era algo para tener confianza, no era sexual”, dijo después en su autobiografía).

“En secundaria tenía la autoestima más baja posible. No era popular, no tenía amigos, pero diría que es muy importante que te conozcas a ti mismo y al final vas a ganar por eso”, dijo Rivera en una entrevista de 2011 con The Associated Press.

Realizó trabajos ocasionales como vendedora telefónica, niñera y en una tienda Abercrombie & Fitch antes de conseguir el papel de Santana López en “Glee” de Ryan Murphy. Para el programa hizo su audición cantando “Emotion” de Destiny’s Child. En el piloto su personaje no tenía diálogos.

Desempeñó un papel secundario — el de una porrista despiadada — en la primera temporada del programa, pero en la segunda el personaje se volvió recurrente al presentarse sus dificultades para revelar su orientación sexual. Muchos en las redes sociales reconocían a su personaje por haberles hecho sentir mejor sobre su propia sexualidad.

“Honestamente, nunca pensé que fuera a interpretar a una adolescente lesbiana”, dijo al diario Los Angeles Times en 2011. “No pensé que esto iba a ir tan lejos, pero me alegra que haya sido así porque muchos fans han expresado que atraviesan cosas similares en sus vidas. He oído de chicas que están en la secundaria, de 16 o 17 años, que dicen, ‘me sinceré con mi mamá’ o ‘me sinceré con mis amigos’, y ‘gracias por ayudarme a hacerlo’”.

Algunas de sus canciones más memorables en el programa fueron una versión de “Landslide” de Fleetwood Mac con la invitada Gwyneth Paltrow, “Here Comes the Sun” con Demi Lovato, y una conmovedora interpretación de “If I Die Young” de The Band Perry.

Rivera tuvo dificultades para ver despegar su carrera en medio del talento emergente en la serie, que incluía a Monteith, Lea Michele, Darren Criss, Dot-Marie Jones, Amber Riley, Melissa Benoist y Dianna Agron. Su personaje apenas figuró en la sexta y última temporada de “Glee”.

“Sería poco decir que ‘Glee’ cambió mi vida. La reparó. Me sacó de las deudas, me ayudó a cimentar mi carrera. Y antes del programa nunca tenia a un grupo de gente cercana”, escribió en sus memorias “Sorry Not Sorry: Dreams, Mistakes, and Growing Up”.

“Pero aunque ‘Glee’ cambió nuestras vidas, no necesariamente cambió quienes éramos. Comenzamos el programa como un grupo de raros diversos y seis temporadas después, cuando filmamos el último episodio, seguíamos siendo los mismos raros, sólo que con jeans más caros”.

Tras el programa buscó abrirse camino en el cine y la música. Su debut en la pantalla grande fue en “At the Devil’s Door” (“La elegida del mal”) de 2014, como una mujer atrapada en una serie de sucesos supernaturales, y lanzó el sencillo “Sorry” en 2013 con el rapero Big Sean, con quien estuvo comprometida.

Rivera y el actor Ryan Dorsey se casaron en 2014 y su hijo Josey nació en 2015. Decía que su pequeño era “mi más grande éxito, nunca haré algo mejor que él”.

Rivera fue arrestada en 2017 en Virginia Occidental bajo un cargo menor de violencia en el hogar por presuntamente golpear a Dorsey. El cargo fue desestimado porque Dorsey no quiso formular acusaciones. Se divorciaron poco después.

Más recientemente, Rivera tuvo un papel en la serie “Devious Maids” de Lifetime, publicó sus memorias en en 2016, e interpretó a la directora de escuela Collette Jones en la serie de YouTube Red “Step Up: High Water”, protagonizada por Ne-Yo. La serie trata de una escuela competitiva de artes escénicas en Atlanta.

El deceso de Rivera es el más reciente en una serie de muertes trágicas de protagonistas de la serie. El actor Cory Monteith murió en 2013, exactamente siete años antes de que apareciera el cadáver de Rivera, por una mezcla tóxica de alcohol y heroína, y el exnovio de Rivera, Mark Salling, que hacía el papel de un deportista, se suicidó en 2018 tras declararse culpable de cargos de pornografía infantil. Rivera y Salling salieron durante tres años y se separaron en 2010.

En el prólogo de su autobiografía, Rivera escribió que la maternidad le cambió la vida y le dio perspectiva. También dijo que la había hecho más valiente.

“Tu vida no tiene que ser perfecta para que te sientas orgullosa. De hecho, pienso que es al revés: cuanto más imperfecta ha sido tu vida más orgullosa debes estar, porque eso significa que has llegado más lejos y probablemente también que te divertiste más en el trayecto”, escribió.

Similar Articles

Comments

Noticias recientes