Advertisement

Los llamados nacimientos prematuros son ahora la primera causa de muerte repentina en niños menores de cinco años en todo el mundo, señala la prestigiosa revista científica Science Traslational Medicine recientemente.

Así las cosas, lo que sabemos es que cada año 1,09 millones de infantes mueren en el planeta por complicaciones relacionadas con haber nacido antes de las 37 semanas completas de embarazo.

Advertisemen

No solo eso, sino que además cada día se registran tres mil muertes infantiles por causas que incluyen complicaciones respiratorias debido a la inmadurez pulmonar, falta de calor o de alimentación necesaria.

Evidentemente, desde el mismo momento en que se ha dado a conocer la noticia han sido muchas las reacciones que se han ido produciendo en torno a este caso en concreto.

No es para menos, ya que goza de un especial interés y así se está comprobando en varios foros de Internet, redes sociales y medios de comunicación.

De acuerdo con una información reciente del medio The Lancet, cada año más de un millón de muertes se producen a causa del nacimiento prematuro, la actual causa principal de muerte infantil.

Del mismo modo, la revista afirma que las complicaciones durante el parte representaron también otras 720.000 muertes durante el pasado año, lo que resulta un dato preocupante.

Parece, por tanto, que nacer demasiado pronto, cuando todavía se están desarrollando los pulmones y el cerebro, puede ser extremadamente peligroso, haciendo a los bebés muy vulnerables.

Las cifras presentadas por el medio de comunicación son bastante significativas, pues se trata de la primera vez que las condiciones neonatales han superado a las enfermedades infecciosas, como la principal causa de muerte infantil en el mundo.

De acuerdo con el miembro de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, Joy Lawn, uno de los autores del informe, este dato nos indica con qué debe tenerse cuidado durante los próximos años.

En este sentido, Lawn afirma: “El éxito que hemos visto en la lucha contra las enfermedades infecciosas demuestra que también podemos tener éxito si invertimos en la prevención y el cuidado del bebé prematuro”.

Igualmente, Lawn, como uno de los autores del citado informe, afirma que hasta dos terceras partes de las muertes prematuras podrían prevenirse sin la necesidad de cuidados intensivos siquiera.

Lawn defiende, por el contrario, la seriedad del “método canguro”, en el que los bebés se llevan de piel a piel en el pecho de la madre, una intervención sencilla y efectiva.

Como no podía ser de otra forma estaremos atentos a todas las novedades que vayan surgiendo en torno a este caso, que está llamando la atención mediática del país.

Hay que recordar también que menos del 10 por ciento de los bebés extremadamente prematuros nacidos en países ricos mueren dentro de los primeros días de vida, más del 90 por ciento mueren en países de bajos recursos.

Nacimientos prematuros primera causa de muerte en menores de cinco años solo