Advertisement

Los New England Patriots lo volvieron a hacer. Una dinastía totalmente acostumbrada a ganar, supo sacar el pecho en el momento más difícil del encuentro, y de la mano de Tom Brady están de nuevo en otro Super Bowl.

Una implacable serie ofensiva liderada por el quarterback de los Patriots y sus incansables escuderos Julian Edelman y Rob Gronkowski en tiempo extra fue coronada con un acarreo de dos yardas de Rex Burkhead para llevarse la victoria por 37-31 sobre los Kansas City Chiefs.

Advertisemen

Si bien no fue el mejor día en la carrera de Brady al frente de los Patriots, si supo responder en los momentos importantes pese a haber sido interceptado en par de ocasiones por la defensiva de Kansas City.

Brady tuvo una noche de 348 yardas con un pase de touchdown y dos intercepciones. Tuvo el respaldo de sus running backs Sony Michel, Rex Burkhead y James White que fueron el soporte de una ofensiva que nunca perdió la mística anotadora y supo responder de tú a tú a la explosiva ofensiva de Patrick Mahomes.

Sony Michel tuvo 29 acarreos y 113 yardas con dos touchdowns, mientras que Rex Burkhead logró 12 acarreos con 41 yardas y par de anotaciones, mientras que White sumó 72 yardas (23 yardas por tierra y 49 por aire).

Los Chiefs y Patrick Mahomes sacaron la cara durante la segunda mitad, ya que en los primeros 30 minutos no tuvieron unidades.

Mahomes logró tres pases de touchdown y tuvo una larga noche de 16 envíos completos de 31 intentados para 295 yardas.

Los New England Patriots van a enfrentar el próximo 3 de febrero a Los Ángeles Rams en el Super Bowl LIII en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, Georgia.