Advertisement

La Enmienda 1, relacionada con el aumento de la exención del impuesto a la propiedad (Homestead Property Tax Exemption) no fue aprobada por los votantes de Florida en los comicios del 6 de noviembre.

La Enmienda 1 elevaría la parte del valor de una vivienda que puede eximirse de los impuestos a la propiedad. Pondría dinero en los bolsillos de los propietarios al otorgar otra exención de impuestos de $25,000 a las propiedades residenciales valoradas en $100,000 o más. Según estimados, los dueños de propiedades típicos verán que sus facturas de impuestos se reducirían en aproximadamente $250 por año. Los impuestos de las escuelas estarían exentos.

Advertisemen

La Legislatura remitió la exención a la boleta electoral en el 2017, y los cambios propuestos se aplicarían al valor tasado de una propiedad familiar entre $100,000 y $125,000, elevando la exención máxima a $75,000.

El cambio podría ahorrarles a los propietarios un par de cientos de dólares, pero un análisis del personal legislativo estimó que los gobiernos locales, que dependen de los impuestos a la propiedad para obtener ingresos, perderían alrededor de $645 millones en el primer año si se aprueba la exención, que entraría en vigor el 1 de enero. Los gobiernos locales advirtieron que la Enmienda 1 podría perjudicar la financiación de servicios importantes como la policía y los bomberos.

Los floridanos no habían tenido que decidir en una lista tan larga de enmiendas desde 1998, cuando Comisión de Revisión de la Constitución del estado, que se reúne una vez cada 20 años, incluyó nueve de las 13 enmiendas en la boleta.

Este año fueron 12 enmiendas constitucionales a la boleta. Para ser aprobada, una enmienda constitucional requiere el 60 por ciento de los votos.