No más silencio a la violencia doméstica

0
141

Teniendo en cuenta que octubre es el Mes de la Prevención Violencia Doméstica, considero oportuno hacer referencia a este tema de nunca acabar en nuestra sociedad

La violencia doméstica afecta a personas de todas las edades, clases sociales e ingresos; sin embargo, es difícil saber exactamente porque muchas personas esconden el abuso de su pareja, cónyuge u otros miembros de la familia.

En Estados Unidos la violencia doméstica es considerada un crimen y la ley protege a sus víctimas, aún no tengan un estatus migratorio.

Según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) cada minuto, en promedio, 24 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia doméstica en EE.UU., de las cuales más del 19 por ciento han sido violadas y un 31,5 por ciento han sido víctimas de golpes por parte de su pareja.

Pero sabemos realmente…
¿Qué es la violencia doméstica?

Debemos estar consciente que cualquier daño físico, asalto sexual, (obligar a otra persona a mantener relaciones sexuales, incluyendo también al esposo), manipulación emocional, ofensas, gritos o aislar a una persona de su entorno se considera violencia doméstica.

Aun hay mujeres que estando convencidas de que su pareja la humilla y la maltrata, no solo con golpes, sino con acciones y ofensas continúan junto a ese hombre, y en ocasiones lo justifican y alegan mi pareja me quiere, pero es muy celoso; también existen otras que temen enfrentarse solas a la sociedad con su hijos.

Pero amigas mías, lo que ustedes no saben, o no quieren saber es que el maltrato no significa amor y que tus hijos van a ser más felices cuando estén lejos de ese abusador; hay que tener presente que los niños son los que más sufren las consecuencias de la violencia en el hogar y, recuerden que el papá que maltrata deja de ser padre.

Cuando tu pareja te maldice, grita, te amenaza para hacerte daño a tí, a tus seres queridos, te pone etiquetas, no permite que salgas de la casa, te culpa por todo lo que haces, te obliga a tener sexo, te estrangula, te empuja, te golpea, te patea y rompe los
objetos de la casa entre otras, estas frente a la violencia doméstica.

No hay razón alguna para permitirle a nadie que nos maltrate, todos somos iguales con la misma libertad y la misma dignidad.

Si eres una mujer inmigrante en los Estados Unidos y sufres violencia doméstica o fuiste víctima de violación, no te detengas en tomar acción.

Tú también mereces ayuda y tienes el mismo derecho que cualquier otra persona que haya sido víctima como tú.

Si eres víctima de violencia doméstica y vives en el condado Palm Beach llama al 561-265-3797.

También puedes llamar a la línea nacional al 1-800-799-7233 (para español oprima 2) o al 1-800-787-3224 (TTY, para personas con discapacidad auditiva).

En caso de peligro inmediato o emergencia, llame al 911 o al número de la policía local.